Juicio contra los enemigos de Israel

1
Esta profecía es la palabra del Señor, la cual caerá sobre la tierra de Jadrac y sobre Damasco.
Ciertamente el Señor tiene puestos los ojos sobre la humanidad y sobre todas las tribus de Israel,
2
como también sobre Jamat, su vecina, y sobre Tiro y Sidón, aunque sean muy sabias.
3
Tiro se ha edificado una fortaleza;
ha amontonado plata como polvo,
y oro como lodo de las calles.
4
Pero el Señor le quitará sus posesiones;
arrojará al mar sus riquezas,
y el fuego la devorará.
5
Lo verá Ascalón, y se llenará de miedo;
Gaza se retorcerá en agonía,
y lo mismo hará Ecrón
al ver marchita su esperanza.
Gaza se quedará sin rey,
y Ascalón sin habitantes.
6
Bastardos habitarán en Asdod,
y yo aniquilaré el orgullo de los filisteos.
7
De la boca les quitaré la sangre,
y de entre los dientes el alimento prohibido.
También los filisteos serán
un remanente de nuestro Dios;
se convertirán en jefes de Judá,
y Ecrón será como los jebuseos.
8
Montaré guardia junto a mi casa
para que nadie entre ni salga.
¡Nunca más un opresor invadirá a mi pueblo,
porque ahora me mantengo vigilante!


El rey de Sión

9
¡Alégrate mucho, hija de Sión!
¡Grita de alegría, hija de Jerusalén!
Mira, tu rey viene hacia ti,
justo, salvador y humilde.
Viene montado en un asno,
en un pollino, cría de asna.
10
Destruirá los carros de Efraín
y los caballos de Jerusalén.
Quebrará el arco de combate
y proclamará paz a las naciones.
Su dominio se extenderá de mar a mar,
¡desde el río Éufrates
hasta los confines de la tierra!


Restauración de Israel

11
En cuanto a ti,
por la sangre de mi pacto contigo
libraré de la cisterna seca a tus cautivos.
12
Vuelvan a su fortaleza,
cautivos de la esperanza,
pues hoy mismo les hago saber
que les devolveré el doble.
13
Tensaré a Judá como mi arco,
y pondré a Efraín como mi flecha.
Incitaré a tus hijos, a los hijos de Sión,
contra tus hijos, los hijos de Grecia,
y te usaré como espada de guerrero.
14
El Señor se aparecerá sobre ellos,
y como un relámpago saldrá su flecha.
¡El Señor omnipotente tocará la trompeta
y marchará sobre las tempestades del sur!
15
El Señor Todopoderoso los protegerá,
y ellos destruirán por completo
los proyectiles de la honda.
Beberán y reirán como embriagados de vino;
se llenarán como un tazón de libaciones,
como los cuernos del altar.
16
En aquel día el Señor su Dios
salvará a su pueblo como a un rebaño,
y en la tierra del
brillarán como las joyas de una corona.
17
¡Qué bueno y hermoso será todo ello!
El trigo dará nuevos bríos a los jóvenes,
y el mosto alegrará a las muchachas.