David es consagrado rey de todo Israel

1
Todas las tribus de Israel se presentaron ante David en Hebrón para decirle: «Somos parientes, tenemos la misma sangre.
2
Aun cuando Saúl era nuestro rey, Su Majestad era el que nos dirigía en batalla, el que traía al pueblo de la guerra.
El mismo SEÑOR le dijo a Su Majestad: “Serás el pastor de mi pueblo, Israel, y reinarás sobre él”».
3
Así que todos los líderes de Israel se reunieron con el rey David en Hebrón.
Allí el rey David hizo un pacto con ellos ante el SEÑOR.
Luego los líderes lo consagraron rey de Israel.
4
David tenía treinta años cuando empezó a reinar y fue rey durante cuarenta años.
5
Reinó sobre Judá durante siete años y seis meses en Hebrón;
y reinó sobre todo Israel y Judá durante treinta y tres años en Jerusalén.
6
El rey y sus soldados atacaron a los jebuseos que vivían en Jerusalén.
Los jebuseos le dijeron a David: «No entrarás a nuestra ciudad, hasta los ciegos y cojos te detendrán».
Lo decían porque creían que David no podría entrar en la ciudad.
7
Pero David logró tomar el fuerte de Sion, el cual es actualmente la Ciudad de David
8
Ese día David les dijo a sus soldados: «Todo el que ataque a los jebuseos que los hiera en la garganta».
David dijo eso porque odiaba a esos jebuseoscojos y ciegos”.
Por eso la gente dice: «Los ciegos y los cojos no pueden entrar a la casa ».
9
David se pasó a vivir al fuerte y lo llamó «la Ciudad de David».
Construyó una muralla alrededor desde el área llamada El Terraplén hacia el interior.
10
David se fortalecía más y más porque el SEÑOR Dios Todopoderoso estaba con él.
11
Hiram, rey de Tiro, envió mensajeros a David, junto con madera de cedro, carpinteros y canteros para construirle una casa.
12
David se dio cuenta que realmente el SEÑOR lo había puesto como rey de Israel y que había hecho que su reino fuera importante por consideración a su pueblo Israel.
13
Cuando David se cambió de Hebrón a Jerusalén, tomó más concubinas y esposas, con las cuales tuvo más hijos e hijas.
14
Estos son los nombres de los hijos de David que nacieron en Jerusalén: Samúa, Sobab, Natán, Salomón,
15
Ibjar, Elisúa, Néfeg, Jafía,
16
Elisama, Eliadá, Elifelet.


David pelea contra los filisteos

17
Cuando los filisteos supieron que David había sido consagrado rey de Israel, fueron a buscar a David para matarlo, pero David se enteró de sus planes y se refugió en la fortaleza en Jerusalén.
18
Los filisteos acamparon en el valle de Refayin.
19
Entonces David le preguntó al SEÑOR:
—¿Debo pelear contra los filisteos? ¿Cuento contigo para derrotarlos?
El SEÑOR le dijo:
—Sí, cuenta conmigo.
20
Entonces David fue a Baal Perasín y después de derrotar a los filisteos, dijo: «El SEÑOR penetró en mis enemigos como penetra el agua en una presa abierta».
Por eso David llamó «Baal Perasín» a ese lugar.
21
Los filisteos dejaron allí las estatuas de sus dioses, y David y sus hombres se las llevaron.
22
Los filisteos acamparon de nuevo en el valle de Refayin.
23
David consultó al SEÑOR, y él le respondió así:
—No subas allá.
Rodéalos y atácalos por la retaguardia, desde el otro lado de los árboles de bálsamo.
24
Cuando desde las copas de los árboles escuches el sonido de tropas que avanzan para atacar, debes actuar rápidamente, porque en ese momento el SEÑOR irá al frente de ti para derrotar a los filisteos.
25
David obedeció al SEÑOR y derrotó a los filisteos.
Los persiguió y los mató por el camino desde Gabaón hasta Guézer.