Advertencia a Israel

1
Israelitas, escuchen este mensaje del SEÑOR contra ustedes, la familia entera que sacó de Egipto:
2
«En la tierra existen muchas familias,
pero sólo a ustedes los elegí para ser mi familia.
Por eso tendré que castigarlos
por todas sus maldades».


Causas del castigo contra Israel

3
Si dos andan juntos,
¿no es porque se han puesto de acuerdo?
4
Si un león ruge en la selva,
¿no es porque tiene en frente una presa?
Si un cachorro ruge en su caverna,
¿no es porque ha atrapado algo?
5
Si un ave cae en una trampa en el suelo,
¿no es porque le han puesto una carnada?
La trampa sólo se cierra
cuando atrapa al ave.
6
Si se toca la trompeta en una ciudad,
¿no es para alertar a la gente?
Si ocurre un desastre en la ciudad,
¿no es porque el SEÑOR lo ha mandado?
7
Así mismo el Señor DIOS nunca hace algo
sin antes anunciarlo a sus siervos los profetas.
8
Si el león ha rugido,
¿no se asusta la gente?
Si el Señor DIOS ha hablado,
¿quién no profetizará?
9
Vayan a las fortalezas de Asdod
y también a las de Egipto,
y anuncien el siguiente mensaje:
«Reúnanse en los montes de Samaria.
Allá verán que el pueblo es oprimido
y todos los abusos que la gente sufre».
10
El SEÑOR dice: «No saben hacer el bien;
hieren, roban a la gente
y esconden sus tesoros en las torres de las fortalezas».
11
Por eso el Señor DIOS dice:
«Un enemigo vendrá y sitiará el país;
dejará a todos sin fuerza, los derrotará
y por último saqueará sus fortalezas».
12
El SEÑOR dice:
«Si un león ataca a un cordero,
el pastor tratará de salvar al cordero,
pero sólo rescatará algunas partes.
Tal vez lo único que el pastor logre salvar
de la boca del león será una oreja o una pata.
De la misma forma, la mayoría de los hijos de Israel no podrá salvarse.
Los de Samaria sólo conseguirán salvar
un pedazo de cama o un trozo de tela del sofá».
13
El Señor DIOS Todopoderoso dice esto: «Escuchen, adviértanle a la familia de Jacob:
14
Israel ha pecado y por eso lo castigaré.
Destruiré los altares de Betel.
Los cuernos del altar se romperán
y caerán al suelo.
15
Destruiré todas las viviendas
y las casas campestres de los ricos.
Todas las construcciones decoradas con marfil serán destruidas;
las mansiones dejarán de existir».
Es lo que dice el SEÑOR.