Visión de la fruta madura

1
El Señor DIOS me mostró un canasto lleno de fruta madura
2
y me preguntó:
Amós, ¿qué ves aquí?
Yo respondí:
—Un canasto de fruta madura.
Entonces el SEÑOR me dijo:
Llegó el fin de mi pueblo de Israel, no les pasaré ni una más.
3
El Señor DIOS dice: “En ese momento los cantos del templo se convertirán en tristes lamentos de funeral, habrá muchos cadáveres y los arrojarán por todas partes.
¡Así que hagan silencio!”


La avaricia de los comerciantes de Israel

4
¡Escúchenme bien!, ustedes que se aprovechan de los necesitados
y arruinan a los pobres del país.
5
Ustedes dicen:
«Ojalá pase rápido la fiesta de Luna nueva
para poder vender el grano.
Ojalá pase rápido el día de descanso
para poder vender el trigo.
Vamos a alterar las medidas,
aumentar los precios, falsear las pesas
y así estafar a los compradores.
6
Compraremos a los pobres por un poco de dinero,
y a los necesitados a cambio de un par de sandalias.
También vamos a vender
hasta los desechos del trigo».
7
El SEÑOR ha jurado por el orgullo de Jacob: «Nunca olvidaré toda la maldad de esta gente.
8
»La tierra entera temblará por eso.
Todos sus habitantes llorarán por los muertos.
La tierra subirá y bajará,
como las aguas del río Nilo en Egipto».
9
El Señor DIOS dice también:
«Ese día, haré que el sol se oculte a mediodía
y que la tierra se oscurezca en pleno día.
10
Haré que sus festivales se conviertan en días de llanto y tristeza.
Sus canciones se convertirán en lamentos.
Todos se vestirán de luto
y se raparán la cabeza.
Haré que sufran y se lamenten como quien ha perdido a su único hijo.
Todo será un trágico y amargo final».
11
El Señor DIOS afirma:
«Vendrán tiempos cuando haré que haya hambre en este país,
pero no por falta de alimento.
Tendrán una sed terrible,
pero no por falta de agua.
Será hambre y sed
de oír la palabra del SEÑOR.
12
La gente andará sin rumbo, de mar a mar,
y desde el norte hasta el oriente.
Andarán todos de un lado a otro buscando el mensaje del SEÑOR,
pero no lo encontrarán.
13
En esos días, la sed debilitará
a las jóvenes hermosas y a los muchachos fuertes.
14
Todos los que han jurado por el pecado de Samaria
y que han dicho: “Juramos por la existencia del dios de Dan ”,
juramos por la existencia del dios de Berseba ”;
todos ellos caerán y no se levantarán jamás».