Ciudades de refugio

1
»El SEÑOR tu Dios destruirá a las naciones que están en la tierra que el SEÑOR te da.
Expulsarás a sus habitantes y te establecerás en sus ciudades y en sus casas.
2
Cuando hagas esto, debes separar tres ciudades de en medio de la tierra que el SEÑOR tu Dios te da como propiedad.
3
Dividirás en tres partes la tierra que el SEÑOR te da como herencia y arreglarás el camino que conduce hacia ellas para que cualquiera que mate a alguien pueda ir a refugiarse a ellas.
4
»Esta es la ley para la gente que mate a alguien y vaya allí para salvar la vida, o sea para el que mate a otro por accidente.
No puede haber odiado antes a la víctima.
5
Por ejemplo, si alguna persona va con alguien al bosque a cortar leña, y al levantar su hacha para cortar un árbol la cabeza del hacha se sale del mango, le pega a la otra persona y la mata, el que la mató puede huir a una de esas ciudades para salvar su vida.
6
De otra manera, si la distancia a la ciudad es muy larga, el pariente del muerto podría, estando muy enojado, perseguir al asesino, agarrarlo y matarlo, a pesar que no merecía la muerte porque no había odiado antes al difunto.
7
Así que te ordeno que apartes tres ciudades.
8
»El SEÑOR tu Dios les prometió a tus antepasados que aumentaría tu territorio.
Él te dará toda la tierra que prometió darles a tus antepasados.
9
Lo hará si cumples cuidadosamente todo lo que hoy te mandé, si amas siempre al SEÑOR tu Dios viviendo como él quiere.
Entonces deberás añadir tres ciudades más a estas tres.
10
De esta forma ninguna persona inocente será asesinada en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da como herencia, y no serás culpable de causar la muerte de gente inocente.
11
»Pero puede darse el caso de que alguien odie a otro, le prepare una emboscada, lo ataque y lo golpee de tal manera que lo mate, y luego vaya y se refugie en una de esas ciudades.
12
En ese caso, los ancianos líderes de su ciudad mandarán que lo arresten y lo entreguen al pariente del difunto para que lo mate.
13
No tendrás misericordia de él y así Israel se librará del derramamiento de sangre inocente para que te vaya bien.
14
»No debes mover la piedra que marca el límite de la tierra de tu vecino, la que tus antepasados ubicaron en la propiedad.
No harás esto en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da como propiedad.


Testigos

15
»Un solo testigo no es suficiente para inculpar a alguien acusado de haber cometido algún crimen o pecado.
El asunto debe ser juzgado con la palabra de dos o tres testigos.
16
»Se puede dar el caso de que un testigo perverso se presente y dé falso testimonio en contra de alguien.
17
Los dos hombres que tienen la disputa se presentarán ante el SEÑOR, y ante los sacerdotes y jueces que estén de servicio en esos días.
18
Entonces los sacerdotes investigarán cuidadosamente si el testigo dio falso testimonio en contra de su hermano.
19
Si se comprueba el falso testimonio, entonces le harás al testigo que dio falso testimonio lo mismo que él planeaba hacerle a su hermano.
Así quitarás el pecado de en medio de ti.
20
El resto de la gente se enterará de esto y tendrá temor.
Ellos nunca más harán una maldad de esta clase.
21
»No tendrás compasión de él: una vida se pagará con otra vida, un ojo con otro ojo, un diente con otro diente, una mano con otra mano y un pie con otro pie.