Normas sobre el día de descanso

1
Moisés reunió a todos los israelitas y dijo: «Les voy a dar las órdenes que el SEÑOR pide que cumplan:
2
Trabajarán durante seis días, pero el séptimo día descansarán y lo ofrecerán al SEÑOR.
El que trabaje ese día será condenado a muerte.
3
El día de descanso no encenderán ni siquiera un fuego en el lugar donde viven».


Ofrendas para la Carpa Sagrada

4
Moisés les dijo a los israelitas: «Esto es lo que el SEÑOR les ordenó que hicieran:
5
Recojan entre ustedes una ofrenda al SEÑOR.
Todo el que voluntariamente quiera, traerá una ofrenda al SEÑOR.
La ofrenda puede ser de oro, plata o bronce;
6
tela azul, morada y roja, lino fino, pelo de cabra,
7
cueros de carnero teñidos, piel fina, madera de acacia,
8
aceite para lámparas;
perfumes para el aceite de consagrar y para el incienso aromático,
9
piedras de ónice y otras piedras preciosas para colocar en el efod y en el pectoral.
10
»Todos los que tengan habilidades artísticas deben venir a hacer lo que el SEÑOR ordenó:
11
El santuario, su carpa y su cubierta, sus ganchos, sus marcos, sus varas, sus columnas y sus bases;
12
el cofre del pacto con sus varas y su tapa;
la cortina que cubre el sitio donde está el cofre;
13
la mesa con sus varas, utensilios y el pan de la presencia;
14
el candelabro para la iluminación con sus accesorios, lámparas y el aceite para iluminar;
15
el altar para quemar incienso con sus varas, el aceite de consagrar y el incienso aromático;
la cortina que cubre la puerta de la entrada de la Carpa Sagrada,
16
el altar para los sacrificios que deben quemarse completamente con su rejilla de bronce, varas y utensilios;
el lavamanos con su base;
17
las cortinas del patio con sus columnas y sus bases;
la cortina que cubre la entrada del patio;
18
las estacas para sostener la Carpa Sagrada;
las estacas para sostener las cortinas;
las cuerdas del patio,
19
toda la ropa que habían hecho para que los sacerdotes oficiaran en el santuario;
la ropa del sacerdote Aarón y la ropa para sus hijos cuando oficien como sacerdotes».


La gran ofrenda del pueblo

20
Luego todos los israelitas se retiraron de donde estaba Moisés.
21
Todo el que se motivó y tuvo buena voluntad vino y trajo una ofrenda al SEÑOR para la hechura de la carpa del encuentro, de sus utensilios y de la ropa sagrada.
22
Todos los hombres y mujeres que voluntariamente quisieron, trajeron broches, aretes, anillos, brazaletes y todo tipo de joyas de oro, dándole así al SEÑOR ofrendas de oro.
23
Todo el que tenía lino fino, tela azul, morada y roja, cueros de carnero teñidos y piel fina, lo traía.
24
Todo el que quería dar plata o bronce, lo daba ofreciéndolo al SEÑOR.
Todo el que por alguna razón tenía madera de acacia, la llevaba.
25
Las mujeres que tenían la habilidad de tejer a mano traían sus tejidos de tela azul, morada y roja y lino fino.
26
Todas las mujeres que tenían capacidades artísticas hilaron pelo de cabra.
27
Los jefes trajeron piedras de ónice y otras piedras para poner en el efod y en el pectoral.
28
Además trajeron especias aromáticas, aceite para las lámparas y aceite para consagrar, y también incienso aromático.
29
Todos los israelitas que buenamente quisieron le llevaron ofrendas al SEÑOR, para construir todo lo que el SEÑOR le ordenó a Moisés.


Bezalel y Aholiab

30
Luego Moisés les dijo a los israelitas: «El SEÑOR eligió a Bezalel, hijo de Uri y nieto de Jur, de la tribu de Judá,
31
y lo llenó del Espíritu de Dios, con sabiduría, inteligencia y aptitud para realizar todo tipo de trabajo,
32
diseñar y trabajar con oro, plata y bronce,
33
cortar y montar piedras preciosas y hacer toda clase de carpintería artística.
34
Dios les dio habilidad para enseñar a Bezalel y a Aholiab hijo de Ajisamac, de la tribu de Dan.
35
Les dio también habilidad para realizar los trabajos de carpintero y orfebre, y la destreza para tejer y coser tela azul, morada y roja y lino fino.
Además son capaces de realizar cualquier trabajo de planeación y diseño.