Canto fúnebre sobre el faraón

1
El primer día del mes doce del año doce, el SEÑOR me habló:
2
«Hijo de hombre, canta un canto fúnebre sobre el faraón, rey de Egipto, que diga:
»Te has comparado con un león de las naciones,
pero en realidad eres un monstruo marino.
Saltas del río enturbiando el agua,
pisoteas el agua con los pies.
3
»Así dice el Señor DIOS:
Cuando reúna a muchas naciones,
echaré mi red sobre ti y te atraparé.
4
Te dejaré en tierra tirado en el campo abierto.
Entonces haré que las aves y los animales salvajes
se alimenten de ti hasta quedar satisfechos.
5
Derramaré tu carne en las montañas
y llenaré de ella los valles.
6
Empaparé la tierra seca con tu sangre,
con ella llenaré los valles
hasta las cimas de las montañas.
7
Y cuando estés acabado,
cubriré el cielo y apagaré las estrellas.
Cubriré el sol con nubes
y la luna no iluminará el cielo.
8
Por ti apagaré los astros celestes
y esparciré oscuridad sobre tu tierra.
Es la decisión del Señor DIOS.
9
»Cuando lleguen a las naciones las noticias de tu destrucción, a tierras que nunca conociste,
10
le inspiraré miedo a muchas naciones.
Sus reyes estarán horrorizados cuando vean lo que voy a hacer contigo.
¡Se les pondrán los pelos de punta cuando esgrima mi espada en su cara! Todos temblarán cuando sepan de tu destrucción.
11
»Porque así dice el Señor DIOS: La espada del rey de Babilonia vendrá contra ti.
12
Cortaré a tus poderosos hombres con las espadas de los guerreros.
Llevarán todo el orgullo de Egipto y toda su multitud será destruida.
13
Destruiré también todo su ganado al lado de las abundantes aguas.
El pie de ningún humano ni la pezuña del ganado revolverá las aguas de nuevo.
14
Dejaré que las aguas se asienten y haré que los ríos fluyan tranquilos, como el aceite.
El Señor DIOS lo ha dicho.
15
Cuando entregue a Egipto para ser destruido, cuando destruya a sus habitantes, la tierra perderá su abundancia.
¡Así aprenderán que yo soy el SEÑOR!
16
»Este es un canto fúnebre que las mujeres de otras naciones cantarán sobre toda su multitud.
Es la decisión del Señor DIOS».


Destrucción de Egipto

17
El día quince del mismo mes en el año doce el SEÑOR me habló:
18
«Hijo de hombre, canta un canto fúnebre a las multitudes de Egipto.
Envíalo al mundo subterráneo para que llegue a los que descendieron a la fosa.
19
“¿Acaso crees que eres más privilegiado que los otros?
Baja a la tumba y yace con los no circuncidados ”.
20
Egipto y sus multitudes caerán en medio de los muertos a filo de espada, quienes los atraen hacia la fosa.
21
Los jefes y sus ayudantes les hablarán desde el lugar de los muertos, donde ellos, los que no están circuncidados, descendieron y se tendieron entre los muertos a filo de espada.
22
»Asiria y todas sus multitudes lo rodearon a él y a sus sepulcros.
Todos ellos murieron a filo de espada.
23
Todos los que sembraban el terror en la tierra de los vivos, yacen muertos en lo más profundo de la fosa.
Es la multitud que rodea su tumba, todos muertos, a filo de espada.
24
»Elam y todas sus multitudes rodean su tumba.
Todos los muertos a filo de espada los no circuncidados que descendieron al mundo subterráneo, que sembraron miedo en la tierra de los vivos.
Llevaron su vergüenza con los que descendieron a la fosa.
25
Tendieron una cama para él entre los muertos a espada, con la multitud rodeando su tumba, todos los no circuncidados.
Ya que habían sembrado miedo en la tierra de los vivos, llevaron su vergüenza con los que descendieron a la fosa, siendo colocado entre los muertos a filo de espada.
26
»Mésec y Tubal y sus multitudes rodean su tumba.
Todos ellos, los no circuncidados, heridos por la espada, porque habían sembrado miedo en la tierra de los vivos.
27
No yacen con los guerreros que caen de las multitudes de los no circuncidados que descendieron al lugar de los muertos con sus armas de guerra, cuyas espadas están bajo la cabeza.
En sus huesos llevarán su culpa porque habían sembrado miedo en la tierra de los vivos.
28
»En cuanto a ti, serás quebrantado entre los no circuncidados y yacerás entre los muertos a filo de espada.
29
Allí está Edom, con sus reyes y todos sus príncipes que a pesar de su poder fueron enviados con los muertos a filo de espada.
Yacen entre los no circuncidados que descendieron a la fosa.
30
Allí yacen todos los líderes del norte y todos los de Sidón que descendieron con los muertos a espada en su terror, humillados a pesar de su poderío.
Los paganos yacen con los muertos a filo de espada y llevan su vergüenza con los que descendieron a la fosa.
31
»El faraón los verá y será consolado sobre sus multitudes de muertos a filo de espada.
El faraón y su ejército serán destruidos.
Es la decisión del Señor DIOS.
32
»Porque yo sembré miedo en la tierra de los vivos, y el faraón y sus multitudes yacerán entre los paganos con los muertos a filo de espada», dice el Señor DIOS.