El templo nuevo

1
El día diez del primer mes del año veinticinco de nuestro exilio, es decir el año décimo cuarto después de que Jerusalén fue derrotada, el SEÑOR se apoderó de mí y me llevó a Jerusalén.
2
En una visión divina me llevó a la tierra de Israel.
Me puso en un monte alto y al sur del monte había una estructura parecida a una ciudad.
3
Luego me guió hacia allá.
Noté que en la entrada había un hombre que parecía de bronce, el cual estaba de pie.
Tenía una cinta de medir de lino y una vara de medir.
4
El hombre me dijo: «Hijo de hombre, abre los ojos, escucha y presta atención a todo lo que te voy a mostrar porque esa es la razón por la que te traje aquí.
Cuéntale al pueblo de Israel todo lo que veas».
5
Noté que un muro rodeaba completamente el templo.
El hombre tenía una vara de medir de tres metros.
Con ella midió el muro, el cual tenía tres metros de ancho por tres metro de alto.
6-7
Entonces fue hacia la puerta que daba al oriente subiendo los escalones que daban a un pasillo largo.
A cada costado del pasillo había tres celdas para los guardas de la puerta.
Cada celda era de nueve metros cuadrados, o sea medía tres por tres metros.
Las celdas estaban separadas por un muro de un espesor de dos metros y medio.
Cuando el hombre midió el espesor de la muralla externa a la entrada de la puerta, resultó que era de tres metros.
8
Midió el vestíbulo interior de la entrada,
9
el cual tenía cuatro metros de ancho con muros de un metro de ancho.
Este es el vestíbulo del extremo interior de la entrada.
10
En cuanto a las celdas de la entrada oriente, hay tres celdas en cada lado del pasillo.
Todas las celdas miden lo mismo, y todos sus muros miden lo mismo en cada dirección.
11
Midió el ancho de la entrada de la puerta, y tenía cinco metros de ancho por seis metros y medio de largo.
12
Frente a cada celda había un pequeño muro que medía medio metro de ancho por cada lado.
Cada celda medía tres metros de ancho por tres metros de largo.
13
También midió la puerta, desde el techo de una celda hasta el techo de la celda de enfrente, y entre una y otra abertura había una distancia de doce metros y medio.
14
Luego midió hasta el vestíbulo;
midió treinta metros.
15
O sea, desde el frente de la entrada exterior, es decir desde la fachada, hasta el frente del vestíbulo de la entrada interior había una extensión de veinticinco metros.
16
Las celdas y los muros laterales tenían ventanas con rejas alrededor del interior de la puerta.
El vestíbulo también tenía las mismas ventanas en el interior.
Los pilares tenían decoraciones de grabados de palmeras.


El patio exterior

17
Luego me llevó al patio exterior.
Allí vi treinta habitaciones y un área pavimentada que rodeaba el patio, con las habitaciones de cara al patio.
18
El ancho del pavimento, es decir el pavimento más bajo, era igual a la longitud de las puertas y el extremo interno de la entrada.
19
Entonces el hombre midió el ancho del patio exterior desde la entrada interior hasta la orilla exterior del patio interior.
Medía cincuenta metros.
El lado norte es igual al lado oriental.
20
El hombre midió la longitud y el ancho de la puerta del lado norte del patio exterior.
21
Esa puerta también tenía tres celdas en lados opuestos y sus muros laterales.
En la primera puerta, sus vestíbulos medían lo mismo.
La puerta medía veinticinco metros de largo por doce y medio de ancho.
22
Las ventanas, los vestíbulos y las palmeras medían lo mismo que la puerta del lado oriente.
La gente tenía que subir siete escalones para llegar al vestíbulo exterior.
23
La puerta que conducía al patio interior estaba exactamente en frente de la puerta exterior, ambas en el norte y en el oriente.
El hombre midió la distancia entre las dos puertas y era de cincuenta metros.
24
Entonces el hombre me llevó hacia la puerta del patio que estaba al sur y midió los batientes de las puertas laterales y los vestíbulos.
Medían lo mismo que las otras puertas.
25
También había ventanas con rejas alrededor de la puerta y el vestíbulo, igual que en las otras entradas.
La puerta medía veinticinco metros de largo por doce metros y medio de ancho.
26
Había siete escalones para llegar al vestíbulo exterior.
Había palmeras grabadas en los pilares que estaban a cada lado de la puerta.
27
También había una puerta hacia el sur que conducía al patio interior.
El hombre midió la distancia del patio desde una puerta hasta la otra y medía cincuenta metros.


El patio interior

28
Después el hombre me condujo al patio interior por la puerta sur.
Midió la puerta sur y medía lo mismo que las otras.
29
Las celdas, los batientes y los vestíbulos también medían lo mismo que los otros.
También tenía ventanas con rejas alrededor de la puerta y el vestíbulo.
Medía veinticinco metros de largo por doce metros y medio de ancho.
30
A cada lado de la puerta había vestíbulos que medían doce metros y medio de ancho por dos metros y medio de largo.
31
En cuanto al vestíbulo que daba al patio exterior, tenía palmeras grabadas en sus batientes y ocho escalones.
32
Luego me llevó a la puerta oriental que conducía al patio interior.
Esta puerta medía lo mismo que las otras.
33
Las celdas, los muros y los vestíbulos medían lo mismo.
También tenía ventanas con rejas alrededor de la puerta y los vestíbulos.
Medía veinticinco metros de largo por doce metros y medio de ancho.
34
El vestíbulo estaba al final de la puerta que estaba cerca del patio exterior.
Tenía palmeras grabadas en cada lado y ocho escalones que conducían al vestíbulo.
35
Luego me llevó a la entrada norte, la cual medía lo mismo que las otras.
36
Tenía las mismas celdas, vestíbulos y ventanas con rejas a su alrededor.
Medía veinticinco metros de largo por doce metros y medio de ancho.
37
Los vestíbulos que daban al patio exterior tenían grabados de palmeras en sus batientes y había ocho escalones.


Las habitaciones para los sacrificios

38
En la entrada de los vestíbulos había una puerta que conducía a una habitación donde los sacerdotes limpiaban los sacrificios.
39
En el vestíbulo de la entrada había una mesa en cada lado de la entrada que servía para matar los animales para el sacrificio que se quema completamente y los sacrificios por el pecado y el de restitución.
40
En el exterior, al lado de la escalera que conducía a la puerta norte, había otras dos mesas.
41
O sea que había cuatro mesas afuera y cuatro adentro, es decir, había ocho mesas en total, donde se mataban los animales.
42
Había cuatro mesas de piedra que medían setenta y cinco centímetros de largo por setenta y cinco centímetros de ancho, y cincuenta centímetros de alto.
Sobre las mesas se colocaban los instrumentos para matar al animal del sacrificio que se quema completamente y los otros sacrificios.
43
En el interior, sobre las paredes, había ganchos dobles que medían alrededor de veinticinco centímetros de largo.
Sobre las mesas se ponía la carne de las ofrendas.


Las habitaciones de los sacerdotes

44
En el patio interior, fuera de las puertas interiores, había dos salas para los jefes del templo.
Las salas daban hacia el sur.
También había una sala junto a la puerta oriental que daba al norte.
45
Luego el hombre me dijo: «Esta sala que da hacia el sur es para los sacerdotes que sirven en el templo.
46
La sala que da hacia el norte es para los sacerdotes que sirven en el altar.
Estos sacerdotes son descendientes de Sadoc y son los únicos de los levitas que pueden acercarse al SEÑOR para servirle como sacerdotes».
47
Luego midió el patio interior, el cual medía cincuenta metros de largo por cincuenta metros de ancho.
El altar estaba exactamente enfrente del templo.
Enseguida el hombre me condujo al vestíbulo del templo.


El patio del templo

48
Midió los muros del vestíbulo y el grosor de cada uno medía dos metros y medio.
El ancho de la puerta era de siete metros de un lado y siete metros del otro.
49
El vestíbulo medía seis metros de largo por diez metros de ancho y se llegaba a él por una escalera de diez escalones.
Junto a cada pilar había una columna.