El agua que fluye del templo

1
Luego me condujo de nuevo hasta la entrada del templo.
Noté que fluía agua debajo del umbral del templo, hacia el oriente.
El frente del templo da hacia el oriente y el agua salía de debajo de la fachada sur del templo y fluía por el sur del altar.
2
Me condujo por la puerta norte y me llevó afuera de la puerta exterior del lado oriental.
Noté que salía agua de debajo de la fachada sur.
3
El hombre se dirigió hacia el oriente con una cinta de medir en la mano.
Midió quinientos metros con el agua hasta los tobillos.
4
Midió otros quinientos metros por el agua, sólo que ahora el agua me llegaba hasta las rodillas.
Midió otros quinientos metros todavía en el agua, que ahora me llegaba hasta la cintura.
5
Siguió midiendo otros quinientos metros, pero la corriente formaba un río que yo no podía cruzar.
El río había crecido tanto que se podía nadar en él y era tan profundo que no se podía cruzar.
6
Él me dijo: «Hijo de hombre, ¿Te has fijado en la profundidad que ha alcanzado aquel arroyito de agua, verdad
En seguida me llevó hasta la orilla del río,
7
donde noté que había muchos árboles a ambos lados del río.
8
Entonces me dijo: «Estas aguas fluyen hacia la región oriental, descienden al Arabá y llegan hasta el mar Muerto, donde se vuelven aguas dulces.
9
Por donde vaya este río, todos los seres que viven de él, vivirán.
Habrá abundancia de peces en él porque su agua dulce da vida a todo.
10
Los pescadores se pararán en la orilla desde Engadi hasta Eneglayin porque tendrán lugar para extender y secar sus redes.
La variedad y la cantidad de peces serán como la gran cantidad de peces del mar Grande.
11
Pero sus pantanos y marismas no serán dulces, sino que quedarán salinos.
12
Todo tipo de árbol frutal crecerá en ambos lados del río.
Nunca se marchitarán sus hojas ni se acabarán sus frutos.
Cada mes producirán fruto nuevo gracias al agua que fluye del santuario.
Su fruto produce alimento y sus hojas proporcionan medicamentos».


Límites del país

13
Así dice el Señor DIOS: «Estos son los límites del país para las doce tribus de Israel, con dos partes para las tribus de José.
14
Así como les prometí a sus antepasados, ustedes recibirán como herencia partes iguales de esta tierra.
15
»Las siguientes son sus líneas divisorias: Por el norte, desde el mar Grande, pasando por Hetlón hasta Zedad, los límites del país serán:
16
Jamat, Berotá, Sibrayín—que está entre Damasco y Jaurán—y Jazar Haticón que limita con Jaurán.
17
De manera que el límite norte se extenderá desde el mar hasta Jazar Enán.
Al norte quedarán los territorios de Jamat y Jaurán.
18
»Por el oriente, la frontera se extiende desde un punto entre Jaurán y Damasco hasta un punto entre Galaad e Israel, a lo largo del río Jordán, hasta el mar Muerto.
Este será el límite al oriente.
19
»Por el sur, la frontera irá desde Tamar hasta el oasis de Meribá Cades, en dirección del torrente de Egipto, hasta el mar Grande.
Este será el límite sur.
20
»Por el occidente, la frontera será el mar Grande, desde el límite sur hasta la costa que está a la altura de Lebó Jamat.
Este será el límite occidental.
21
»Así que dividirás la tierra entre las tribus de Israel.
22
La repartirán entre ustedes y los inmigrantes que habiten entre ustedes, que hayan tenido hijos y se hayan convertido en ciudadanos del pueblo de Israel.
Ellos serán incluidos entre las tribus de Israel para recibir la tierra.
23
Les darán una porción de la tierra de la tribu en la que vivan.
Es la decisión del Señor DIOS.