El mundo se divide

1
En aquel tiempo todo el mundo hablaba un mismo idioma.
2
Cuando la gente emigraba desde el oriente, encontraron una planicie en la tierra de Sumeria, y ahí se quedaron a vivir.
3
Se dijeron unos a otros: «Vamos, hagamos ladrillos y pongámoslos en el fuego para endurecerlos».
Entonces usaron ladrillos en vez de piedras y brea a cambio de morteros.
4
Luego dijeron: «Vengan, construyamos una ciudadela religiosa con una torre que llegue hasta el cielo.
De esta manera nos volveremos famosos.
No dejaremos que nos dispersen por todo el mundo».
5
De hecho el SEÑOR bajó a ver la ciudad y la torre que la gente había construido,
6
y dijo el SEÑOR: «Miren, ellos son un solo pueblo, hablan todos un mismo idioma, ese es sólo el comienzo de lo que harán.
Ahora lograrán todo lo que se propongan.
7
Vengan, bajemos y confundamos su idioma para que no se entiendan entre ellos».
8
Entonces el SEÑOR los dispersó por toda la tierra y ellos detuvieron la construcción de la ciudad.
9
Así que la ciudad fue llamada Babel, porque el SEÑOR confundió las lenguas humanas y desde ahí el SEÑOR dispersó a la gente por todo el mundo.


Descendientes de Sem

10
Estos son los descendientes de Sem:
Después del diluvio, cuando Sem tenía cien años de edad, nació su hijo Arfaxad.
11
Después del nacimiento de Arfaxad, Sem vivió quinientos años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
12
Cuando Arfaxad tenía treinta y cinco años de edad, nació su hijo Selaj.
13
Después del nacimiento de Selaj, Arfaxad vivió cuatrocientos tres años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
14
Cuando Selaj tenía treinta años de edad, nació su hijo Éber.
15
Después del nacimiento de Éber, Selaj vivió cuatrocientos tres años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
16
Cuando Éber tenía treinta y cuatro años, nació su hijo Péleg.
17
Después del nacimiento de Péleg, Éber vivió cuatrocientos treinta años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
18
Cuando Péleg tenía treinta años de edad, nació su hijo Reú.
19
Después del nacimiento de Reú, Péleg vivió doscientos nueve años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
20
Cuando Reú tenía treinta y dos años de edad, nació su hijo Serug.
21
Después del nacimiento de Serug, Reú vivió doscientos siete años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
22
Cuando Serug tenía treinta años de edad, nació su hijo Najor.
23
Después del nacimiento de Najor, Serug vivió doscientos años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
24
Cuando Najor tenía veintinueve años de edad, nació su hijo Téraj.
25
Después del nacimiento de Téraj, Najor vivió ciento diecinueve años más, y durante ese tiempo tuvo más hijos e hijas.
26
Cuando Téraj tenía setenta años de edad, nacieron sus hijos Abram, Najor y Jarán.


Descendientes de Téraj

27
Estos son los descendientes de Téraj, el papá de Abram, de Najor y de Jarán:
Jarán fue el papá de Lot.
28
Jarán murió primero que su padre, Téraj, en Ur de Babilonia, su tierra de origen.
29
Abram y Najor se casaron;
Abram con Saray y Najor con Milca que era hija de Jarán.
Jarán fue el papá de Milca e Iscá.
30
Saray era estéril y no podía tener hijos.
31
Téraj tomó a su hijo Abram, su nieto Lot hijo de Jarán, su nuera Saray, esposa de su hijo Abram y salieron de Ur de Babilonia hacia Canaán.
Llegaron a Jarán y se quedaron a vivir allí.
32
Téraj vivió doscientos cinco años y murió en Jarán.