La gente se vuelve mala

1
Cuando los seres humanos comenzaron a multiplicarse, a extenderse por toda la tierra, y tuvieron hijas,
2
los hijos de Dios vieron que las hijas de los seres humanos eran hermosas.
Así que eligieron y se casaron con las que quisieron.
3
El SEÑOR dijo: «Mi espíritu no se quedará en los humanos para siempre porque ellos son mortales.
Tan sólo vivirán ciento veinte años».
4
Los gigantes vivían en la tierra en esos días (y también después), cuando los hijos de Dios tuvieron relaciones sexuales con las hijas de los seres humanos y ellas tuvieron hijos con ellos.
Son los héroes famosos de tiempos antiguos.
5
El SEÑOR vio que la gente en la tierra era muy mala y que todo lo que siempre pensaban no era más que maldad.
6
El SEÑOR lamentó haber creado a los seres humanos en la tierra y se indignó.
7
Entonces el SEÑOR dijo: «Borraré de la faz de la tierra al ser humano que yo he creado.
Destruiré a los seres humanos, a los animales domésticos, a los que se arrastran por el suelo y a las aves del cielo porque lamento haberlos hecho».
8
Sin embargo, el SEÑOR tenía un buen concepto de Noé.


Noé y el gran diluvio

9
Esta es la historia de la familia de Noé.
Él era un hombre justo y honesto entre la gente de esa época, y vivía de acuerdo a la voluntad de Dios.
10
Noé tuvo tres hijos: Sem, Cam y Jafet.
11
Ante los ojos de Dios, la tierra se había corrompido porque estaba llena de violencia.
12
Cuando Dios vio que la tierra estaba arruinada porque todo ser humano llevaba una vida corrupta,
13
le dijo a Noé: «He decidido acabar con todos los seres vivientes porque la tierra está llena de violencia.
Así que pronto los destruiré a ellos y al mundo entero.
14
Constrúyete un barco de madera de ciprés, con habitaciones y cúbrelo con brea por dentro y por fuera.
15
Construye el barco de este tamaño: ciento treinta y cinco metros de largo, veintidós metros y medio de ancho y trece metros y medio de alto.
16
Hazle una ventana a cuarenta y seis centímetros del techo.
El barco debe tener tres pisos y hazle una puerta en uno de sus lados.
17
Estoy a punto de enviar un gran diluvio a la tierra para destruir todo ser bajo el cielo que tenga aliento de vida.
Todo en la tierra morirá,
18
pero haré un pacto contigo.
entrarás al barco con tus hijos, tu esposa y tus nueras.
19
Mete al barco una pareja de cada especie de todos los animales, para que sobrevivan contigo.
Esa pareja debe ser un macho y una hembra.
20
Dos de cada especie de aves, de cada especie de animal y de cada especie de criatura que se arrastra por el suelo, vendrán a ti para que sobrevivan.
21
También debes almacenar y llevar un poco de cada tipo de comida para que se alimenten tú y los animales».
22
Noé hizo todo exactamente como Dios le ordenó.