Bildad habla otra vez

1
Pero así respondió Bildad de Súah:
2
«¿Hasta cuándo vas a seguir hablando así?
Piensa primero y luego hablaremos.
3
¿Por qué se nos trata como a bestias?
¿Es que nos crees estúpidos?
4
Eresquien se hace daño con tu enojo.
¿Es que hay que evacuar la tierra para que te quede sólo a ti?
¿Se tendrá que mover una montaña de su lugar?
5
»Es cierto que la luz del malo se apagará,
y su llama no brillará más.
6
La luz de la carpa donde habite se oscurecerá
y su lámpara se apagará.
7
Sus pasos dejarán de ser fuertes y rápidos.
Sus propios planes acabarán con él.
8
Porque sus pies pisarán una trampa,
caerá en ella y quedará atrapado.
9
La trampa lo agarrará por los pies
y se le anudará alrededor del tobillo.
10
El lazo que lo atrapa está oculto en el suelo,
esperándolo por el camino.
11
Los desastres lo aterrorizarán por todos lados
y lo acecharán a cada paso.
12
Su fuerza desaparecerá
y la calamidad está lista al lado suyo para hacerlo tropezar.
13
Su piel se consume por la enfermedad;
el hijo mayor de la muerte roe su cuerpo por partes.
14
Será alejado de la seguridad de la carpa donde habita
y obligado a marchar al encuentro del rey de los terrores.
15
Vivirá en su carpa como si no le perteneciera.
Se esparce azufre sobre su choza.
16
Se secarán sus raíces
y sus ramas morirán.
17
Todo recuerdo de él se borrará de la tierra;
nadie hará mención de él en las calles donde vivió.
18
Será expulsado de la luz y arrojado a las tinieblas.
Lo sacarán de este mundo.
19
No tendrá hijos, no habrá descendientes de él en su nación;
en ningún lugar donde haya vivido quedará algún sobreviviente de su familia.
20
Los de occidente tendrán temor al ver lo que le sucedió;
los de oriente se llenarán de terror.
21
Ciertamente en eso va a terminar el hogar del perverso,
y eso le sucederá al que desconoce a Dios».