Repartición del resto del territorio

1
Toda la comunidad israelita se reunió en Siló, y armaron la carpa de reunión allí.
El territorio estaba bajo su control,
2
pero quedaban siete tribus israelitas que no habían recibido su herencia.
3
Así que Josué les dijo a los israelitas: «¿Cuánto tiempo más serán unos cobardes perezosos? ¿Cuándo entrarán a tomar posesión de la tierra que les ha dado el SEÑOR, el Dios de sus antepasados?
4
Elijan tres hombres de cada tribu, y yo los enviaré a recorrer todo el país para que anoten una descripción del país, de acuerdo a su herencia, y luego regresen a verme.
5
Lo dividirán en siete partes.
Judá se quedará en su territorio en el sur, y la gente de José se quedará en su territorio en el norte.
6
Ustedes describirán las siete partes, y me las traerán aquí, y yo se las repartiré a ustedes por sorteo aquí en presencia del SEÑOR nuestro Dios.
7
Sin embargo, a los levitas no se les asignará su parte del territorio entre ustedes, porque el sacerdocio del SEÑOR es la parte que le corresponde a su tribu.
Gad, Rubén y la media tribu de Manasés recibieron su herencia al lado oriental del río Jordán, la cual Moisés el siervo del SEÑOR les asignó».
8
Así que los que iban a hacer la descripción de la tierra se dispusieron a realizar su viaje, y Josué les dio está orden: «Vayan y viajen a través de la tierra, y hagan una descripción de ella y regresen a verme.
Luego yo se la repartiré por sorteo a ustedes, delante del SEÑOR, como él ordenó, aquí en Siló».
9
Así que los hombres fueron y viajaron por toda la tierra y escribieron en un libro una descripción de ella por ciudades, en siete partes.
Luego volvieron a donde estaba Josué en Siló,
10
y Josué hizo el sorteo en presencia del SEÑOR allí en Siló y repartió la tierra entre los israelitas, dándole a cada tribu su parte correspondiente.


La tierra para Benjamín

11
La primera parte de la tierra fue dada por sorteo a los grupos familiares de la tribu de Benjamín.
El territorio asignado a ellos estaba entre las tribus de Judá y José.
12
Su frontera norte empezaba en el Jordán, subía por la ladera al norte de Jericó y por las montañas hacia el occidente, y salía al desierto de Bet Avén.
13
De allí la frontera iba hasta la ladera sur de Luz, es decir Betel.
Luego bajaba a Atarot Adar, en la montaña que está al sur de Bet Jorón inferior.
14
De ahí giraba al sur, desde la montaña que está al sur de Bet Jorón, y terminaba en Quiriat Baal, es decir Quiriat Yearín, una ciudad perteneciente a la gente de Judá.
Esa es la frontera occidental.
15
El lado sur comenzaba en el borde de Quiriat Yearín, y seguía al occidente por el valle hasta el manantial de Neftóaj.
16
Luego la frontera bajaba hasta el pie de la montaña opuesta al valle de Ben Hinón, que está al norte del valle de Refayin, y bajaba al valle Hinón, al lado sur de los jebuseos y bajaba a Enroguel.
17
Luego cambiaba de rumbo hacia el norte y seguía a Ensemes.
Continuaba a Guelilot, que está al otro lado del paso Adumín, y bajaba a la peña de Bohán hijo de Rubén.
18
Seguía al norte, al lado que queda enfrente del valle del Jordán, y bajaba al valle del Jordán.
19
Cruzaba al lado de Bet Joglá y terminaba en la bahía norte del mar Muerto, en el límite sur del Jordán.
Esa era la frontera sur.
20
El Jordán constituía la frontera oriental.
Esta tierra se la dio a los grupos familiares de Benjamín, y eran sus fronteras.
21
Las ciudades pertenecientes a la tribu de Benjamín, conforme sus grupos familiares, eran Jericó, Bet Joglá, Émec Casís,
22
Bet Arabá, Zemarayin, Betel,
23
Avín, Pará, Ofra,
24
Quefar Amoní, Ofni y Gueba;
doce ciudades con sus aldeas.
25
También poseían Gabaón, Ramá, Berot,
26
Mizpa, Cafira, Mozá,
27
Requen, Irpel, Taralá,
28
Zela, Élef y la ciudad de Jebús, o sea Jerusalén, Guibeá y Quiriat;
catorce ciudades con sus aldeas.
Esa es la herencia de los grupos familiares de Benjamín.