Ciudades para los sacerdotes y los levitas

1
Luego los líderes de los levitas se presentaron ante el sacerdote Eleazar, ante Josué hijo de Nun y ante los líderes de las otras tribus de Israel.
2
Se reunieron en Siló, en la tierra de Canaán.
Los líderes de los levitas dijeron: «El SEÑOR le dio la orden a Moisés de que ustedes nos dieran a nosotros algunas ciudades dónde vivir.
También ordenó que los campos de pastoreo que rodean esas ciudades sean nuestros para nuestros animales».
3
Así que de acuerdo al mandato del SEÑOR, los israelitas les dieron en posesión a los levitas estas ciudades y sus campos de pastoreo.
4
Cuando se designaron qué grupos familiares recibirían ciertas ciudades, el primero en salir fue el grupo familiar de los coatitas.
Así que esos levitas, que eran descendientes del sacerdote Aarón recibieron un total de trece ciudades dentro del territorio de las tribus de Judá, de Simeón y de Benjamín.
5
El resto de los coatitas recibieron diez ciudades dentro del territorio de las tribus de Efraín, de Dan y de la media tribu de Manasés.
6
Los guersonitas recibieron trece ciudades que eran de las tribus de Isacar, Aser, Neftalí y de la otra media tribu de Manasés que vive en Basán.
7
A los grupos familiares de los descendientes de Merari se les dieron doce ciudades de las tribus de Rubén, de Gad y de Zabulón.
8
Los israelitas les dieron a los levitas esas ciudades y sus campos de pastoreo, por sorteo, como el SEÑOR había ordenado por medio de Moisés.
9
Estos son los nombres de las ciudades que se les dieron a los levitas y que estaban en las áreas pertenecientes a las tribus de Judá y de Simeón.
10
Los levitas del grupo familiar de Coat, descendientes de Aarón, pudieron escoger las ciudades que querían porque quedaron primeros en el sorteo.
11
Les dieron Quiriat Arbá, o sea la ciudad de Hebrón, en la región montañosa de Judá, y los campos de pastoreo de alrededor.
Arbá era el papá de Anac.
12
Pero los campos de la ciudad y las aldeas que la rodeaban pertenecían a Caleb hijo de Jefone.
13
Así que a los descendientes del sacerdote Aarón les dieron la ciudad de Hebrón misma.
Era una ciudad de refugio para aquel que matara a alguien.
También les dieron las ciudades de Libná,
14
Jatir, Estemoa,
15
Holón, Debir,
16
Ayin, Yutá y Bet Semes.
En total los descendientes de Aarón recibieron de estas dos tribus nueve ciudades, todas ellas con sus respectivos campos de pastoreo.
17
De la tribu de Benjamín recibieron Gabaón, Gueba,
18
Anatot y Almón.
En total cuatro ciudades con sus campos de pastoreo.
19
Todas las ciudades de los descendientes de Aarón, los sacerdotes, eran trece ciudades con sus campos de pastoreo.
20
Las ciudades asignadas al resto de los grupos familiares coatitas de los levitas eran de la tribu de Efraín.
21
Les dieron Siquén, ciudad de refugio para los acusados de matar a alguien, en las montañas de Efraín, Guézer,
22
Quibsayin y Bet Jorón, cada una con sus campos de pastoreo.
En total cuatro ciudades.
23
De la tribu de Dan recibieron cuatro ciudades: Eltequé, Guibetón,
24
Ayalón y Gat Rimón, cada una con sus campos de pastoreo.
En total cuatro ciudades.
25
Y de la media tribu de Manasés recibieron dos ciudades con sus campos de pastoreo: Tanac y Gat Rimón.
26
Así que el resto de los grupos familiares coatitas recibieron en total esas diez ciudades con sus campos de pastoreo.
27
A los guersonitas, uno de los grupos familiares de los levitas, les dieron las siguientes ciudades: De la media tribu de Manasés recibieron dos ciudades con sus campos de pastoreo: Golán de Basán, ciudad de refugio para los acusados de matar a alguien, y Besterá.
28
De la tribu de Isacar, recibieron Cisón, Daberat,
29
Jarmut y Enganín.
En total cuatro ciudades, cada una con sus campos de pastoreo.
30
De la tribu de Aser recibieron Miseal, Abdón,
31
Jelcat y Rejob.
En total cuatro ciudades con sus campos de pastoreo.
32
De la tribu de Neftalí recibieron tres ciudades con sus campos de pastoreo: Cedes en Galilea, ciudad de refugio para los acusados de matar a alguien, Jamot Dor y Cartán.
33
Así que los grupos familiares guersonitas recibieron trece ciudades en total, junto con sus campos de pastoreo.
34
El otro grupo familiar de los levitas era el de los meraritas.
De la tribu de Zabulón recibieron cuatro ciudades con sus campos de pastoreo: Jocneán, Cartá,
35
Dimná y Nalal.
36
De la tribu de Rubén recibieron cuatro ciudades con sus campos de pastoreo: Béser, Yahaza,
37
Cademot y Mefat.
38
De la tribu de Gad recibieron cuatro ciudades y sus campos de pastoreo: Ramot de Galaad, ciudad de refugio para los acusados de matar a alguien, Majanayin,
39
Hesbón y Jazer.
40
Así que el resto de los grupos familiares de los levitas, los meraritas, recibió en total doce ciudades.
41
Las ciudades de los levitas en el territorio de los israelitas eran en total cuarenta y ocho ciudades con sus campos de pastoreo.
42
Cada una de estas ciudades tenía sus campos de pastoreo alrededor.
El caso era el mismo con todas estas ciudades.
43
De esta manera el SEÑOR les dio a los israelitas toda la tierra que les había prometido a sus antepasados que les daría.
Y tomaron posesión de ella y vivieron en ella.
44
El SEÑOR les dio descanso por todos lados, conforme había prometido a sus antepasados.
Ninguno de sus enemigos había sido capaz de oponérseles.
El SEÑOR les permitió derrotar a todos sus enemigos.
45
Ninguna de las buenas promesas que el SEÑOR había hecho a Israel había fallado.
Todo se convirtió en realidad.