Leyes sobre los flujos del hombre

1
El SEÑOR habló con Moisés y Aarón, y les dijo:
2
«Díganles esto a los israelitas: Cuando un hombre sufra de flujo de su miembro viril, queda impuro.
3
Su impureza consiste en la emisión del flujo, ya sea que pueda orinar normalmente o no.
Ese hombre está impuro.
4
»Cualquier cama en la que se acueste el hombre con flujo, quedará impura y el asiento que use quedará impuro.
5
Todo el que toque su cama tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
6
Todo el que se siente en algo donde el hombre con flujo se haya sentado tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
7
El que toque el cuerpo del hombre con flujo tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
8
Si el que tiene flujo escupe a una persona pura, esta tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impura hasta el anochecer.
9
Cualquier cosa en la que se siente el hombre con flujo cuando use su montura quedará impura.
10
El que toque algo que estuvo debajo del hombre con flujo quedará impuro hasta el anochecer.
Todo el que cargue alguna de esas cosas tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
11
Si el hombre con flujo no se ha lavado las manos y toca a alguien, la persona a la que tocó tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
12
Además, se tendrán que quebrar los platos de barro que toque el que tiene flujo y se deberá lavar con agua cualquier artículo de madera que él toque.
13
»Cuando el hombre con flujo se haya curado de su enfermedad, debe esperar siete días para su purificación, lavar su ropa y bañarse con agua fresca, luego quedará puro.
14
Al octavo día tomará dos tórtolas o dos pichones de paloma, e irá ante el SEÑOR a la entrada de la carpa del encuentro y se las dará al sacerdote.
15
Presentará una como sacrificio por el pecado y la otra como sacrificio que debe quemarse completamente.
De esta manera él se purificará ante el SEÑOR por el flujo que tuvo.
16
»Cuando un hombre tenga una emisión de semen, se bañará todo el cuerpo con agua y quedará impuro hasta el anochecer.
17
Cualquier prenda o cuero que toque el semen se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer.
18
Si un hombre tiene relaciones sexuales con una mujer y tiene emisión de semen, ambos se tienen que bañar con agua y los dos quedarán impuros hasta el anochecer.


Leyes sobre los flujos de las mujeres

19
»Cuando una mujer tenga su período menstrual, quedará impura por siete días.
Todo el que la toque quedará impuro hasta el anochecer.
20
Cualquier cosa en la que se acueste ella durante su menstruación quedará impura.
Cualquier cosa en la que se siente quedará impura.
21
El que toque su cama tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
22
El que toque algo en lo que ella se haya sentado tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
23
Si un objeto estaba sobre la cama o sobre algo en lo que ella se haya sentado, el que lo toque quedará impuro hasta el anochecer.
24
»Si un hombre tiene relaciones sexuales con ella, su impureza menstrual se le transmite a él y su condición lo hace impuro.
Quedará impuro por siete días y cualquier cama en la que él se acueste quedará impura.
25
»Cuando una mujer tenga un flujo de sangre que dure mucho tiempo, aparte de su menstruación normal, o si tiene una menstruación que dure más del período normal, quedará impura todo ese tiempo, como si estuviera en la menstruación.
26
Cualquier cama en la que ella se acueste durante el tiempo que le dure el flujo será como su cama durante su período menstrual.
Todo en lo que ella se siente quedará impuro, como si tuviera la menstruación.
27
El que toque esas cosas quedará impuro, tendrá que lavar su ropa y bañarse con agua, y quedará impuro hasta el anochecer.
28
Cuando ella se haya curado de su flujo, esperará siete días y después quedará pura.
29
Al octavo día ella tomará dos tórtolas o dos palomas y las llevará al sacerdote a la entrada de la carpa del encuentro.
30
El sacerdote presentará una como sacrificio por el pecado y la otra como sacrificio que debe quemarse completamente.
De esta manera el sacerdote purificará ante el SEÑOR a la mujer por el flujo que ella tuvo.
31
»Ustedes deben mantener separados de su propia impureza a los israelitas, así ellos no morirán por contaminar mi Carpa Sagrada que está entre ellos».
32
Estas son las leyes para los que tienen flujo y para los que tienen emisión de semen, y que debido a eso quedan impuros.
33
También son las leyes para la mujer durante su menstruación, y para el que sufre un flujo anormal, sea hombre o mujer, así como las leyes para el hombre que duerma con una mujer impura.