Sacrificios por pecados cometidos sin intención

1
El SEÑOR le dijo a Moisés:
2
«Diles a los israelitas: Si alguien peca involuntariamente y hace algo que está prohibido en los mandamientos del SEÑOR, tendrá que hacer lo siguiente:
3
»Si el sacerdote ungido comete pecado, haciendo recaer la culpa sobre el pueblo, tiene que presentar al SEÑOR un ternero que no tenga ningún defecto como sacrificio por el pecado cometido.
4
Lo traerá ante el SEÑOR frente a la carpa del encuentro, pondrá su mano sobre la cabeza del ternero y lo degollará delante del SEÑOR.
5
Luego, llevará un poco de la sangre del ternero a la carpa del encuentro,
6
mojará su dedo en la sangre y la rociará siete veces ante el SEÑOR, frente a la cortina del Lugar Santísimo.
7
Luego untará con un poco de sangre los cuernos del altar del incienso que está ante el SEÑOR en la carpa del encuentro.
Después derramará el resto de la sangre del ternero en la base del altar de los sacrificios que deben quemarse completamente, que queda a la entrada de la carpa del encuentro.
8
Luego le quitará toda la grasa al ternero del sacrificio por el pecado, la que cubre las vísceras,
9
también le quitará los dos riñones y la grasa que los cubre, o sea la que está junto a los lomos, y la parte grasa del hígado, que sacará junto con los riñones.
10
El sacerdote ofrecerá estas partes en la misma forma como se ofrecen las del ternero de la ofrenda para festejar, y luego quemará todo esto en el altar de los sacrificios que deben quemarse completamente.
11
Pero la piel del ternero con toda su carne, la cabeza, las patas, las vísceras y los desechos,
12
los sacará fuera del campamento, a un lugar limpio, al vertedero de ceniza, le echará leña y los quemará.
Ahí, en el vertedero de ceniza, se quemará el ternero.
13
»Puede darse el caso de que toda la comunidad de Israel cometa sin intención un pecado y que nadie se dé cuenta de que han hecho algo contra los mandamientos del SEÑOR, y por lo tanto son culpables.
14
Cuando se den cuenta de que cometieron ese pecado, toda la comunidad ofrecerá un ternero como sacrificio por el pecado.
El ternero se llevará ante la carpa del encuentro
15
y ante el SEÑOR los ancianos líderes de la comunidad pondrán sus manos sobre la cabeza del ternero, y degollarán allí el ternero delante del SEÑOR.
16
Después el sumo sacerdote ungido llevará a la carpa del encuentro un poco de la sangre del ternero,
17
mojará su dedo en la sangre y rociará la sangre siete veces ante el SEÑOR, frente a la cortina del Lugar Santísimo.
18
El sacerdote untará un poco de sangre en los cuernos del altar del incienso que está ante el SEÑOR en la carpa del encuentro.
Después derramará el resto de la sangre del ternero en la base del altar de los sacrificios que deben quemarse completamente, que queda a la entrada de la carpa del encuentro.
19
También le quitará toda la grasa al animal y la quemará en el altar.
20
Se hará con este ternero exactamente lo mismo que se hizo con el ternero del sacrificio por el pecado.
Así el sacerdote purificará a los israelitas y quedarán perdonados.
21
El sacerdote llevará ese ternero fuera del campamento y lo quemará tal como se hace con el otro ternero porque este es el sacrificio por el pecado de toda la comunidad.
22
»Puede darse también el caso de que un jefe cometa pecado haciendo sin intención algo que esté contra los mandamientos del SEÑOR su Dios.
En ese caso, el jefe será culpable.
23
Cuando se entere de que cometió ese pecado, llevará como ofrenda un chivo que no tenga ningún defecto.
24
Luego el jefe pondrá su mano sobre la cabeza del chivo, ante el SEÑOR, y lo degollará en el lugar donde se degüellan los animales de los sacrificios que deben quemarse completamente, pues es un sacrificio por el pecado.
25
Después, el sacerdote tomará con su dedo un poco de la sangre del chivo, la untará en los cuernos del altar de los sacrificios que deben quemarse completamente y derramará el resto de la sangre en la base del mismo altar.
26
El sacerdote quemará en el altar toda la grasa del animal, de la misma forma como quema la grasa de las ofrendas para festejar.
Así el sacerdote purificará al jefe y quedará perdonado.
27
»Puede darse igualmente el caso de que alguien del pueblo cometa pecado haciendo sin intención algo que es contra los mandamientos del SEÑOR su Dios.
En ese caso tal persona es culpable.
28
Cuando se entere de que cometió ese pecado, llevará como ofrenda por el pecado una cabra que no tenga ningún defecto.
29
Luego, pondrá su mano sobre la cabeza de la cabra y la degollará en el lugar donde se degüellan los animales de los sacrificios que deben quemarse completamente.
30
Entonces, el sacerdote tomará con su dedo un poco de la sangre de la cabra, la untará en los cuernos del altar de los sacrificios que deben quemarse completamente y derramará el resto de la sangre en la base del mismo altar.
31
También el sacerdote le quitará toda la grasa a la cabra de la misma forma como se quita la grasa de las ofrendas para festejar, la quemará en el altar como olor agradable al SEÑOR.
Así el sacerdote lo purificará y quedará perdonado.
32
»Si la persona trae una oveja para ofrecerla como sacrificio por el pecado, será una oveja sin ningún defecto.
33
Luego pondrá su mano sobre la cabeza de la oveja y la degollará en el lugar donde se degüellan los animales de los sacrificios que deben quemarse completamente.
34
Entonces, el sacerdote tomará con su dedo un poco de la sangre del animal, la untará en los cuernos del altar de los sacrificios que deben quemarse completamente y derramará el resto de la sangre en la base del mismo altar.
35
También el sacerdote le quitará toda la grasa a la oveja de la misma forma que se quita la grasa de las ofrendas para festejar, la quemará al SEÑOR en el fuego del altar junto con las ofrendas quemadas.
Así el sacerdote purificará a esa persona y quedará perdonada.