Casos de sacrificios por el pecado

1
»Si se llama a alguien como testigo para hacer una declaración contra otro, por algo que vio o escuchó, y se niega a presentarse, está cometiendo un pecado y es culpable.
2
»En caso de que alguien toque algo impuro o el cuerpo muerto de un animal impuro, ya sea un animal salvaje o doméstico, o un reptil impuro, queda impuro él mismo y es culpable aunque no se haya dado cuenta.
3
»Si alguien toca alguna impureza humana o cualquier cosa que lo pueda dejar impuro pero no se da cuenta en ese momento, será culpable cuando se dé cuenta.
4
»Si alguien hace una promesa a la ligera, sea para bien o para mal, y la olvida, será culpable en el momento en que se acuerde de ella.
5
Por lo tanto, el que sea culpable en alguno de esos casos, tendrá que reconocer su pecado
6
y traerle al SEÑOR una oveja o una cabra de su rebaño como sacrificio por el pecado.
Entonces, el sacerdote hará para esa persona la ceremonia de purificación por el pecado que cometió.
7
»Si a alguien no le alcanza para comprar un cordero, entonces le llevará al SEÑOR dos tórtolas o dos pichones de paloma por el pecado que cometió.
Uno será como sacrificio por el pecado y el otro como sacrificio que debe quemarse completamente.
8
Los llevará al sacerdote y él ofrecerá primero el del sacrificio por el pecado.
El sacerdote le romperá el cuello al ave pero no lo separará completamente del cuerpo,
9
luego rociará la sangre del sacrificio por el pecado a un costado del altar y exprimirá el resto de la sangre en la base del altar.
Este es un sacrificio por el pecado.
10
Después, el sacerdote presentará la segunda ave, siguiendo lo establecido para los sacrificios que deben quemarse completamente.
De esta manera, el sacerdote purificará a esa persona y quedará perdonada.
11
»Si alguien no tiene para comprar dos tórtolas o dos pichones de paloma, entonces traerá dos kilos de harina fina como sacrificio por su pecado.
No le echará aceite a la harina ni incienso porque es un sacrificio por el pecado.
12
Le dará la harina al sacerdote, quien tomará un puñado, como representación de toda la ofrenda, y la quemará en el altar junto con las ofrendas quemadas al SEÑOR.
Es un sacrificio por el pecado.
13
De esta manera, el sacerdote purificará a esa persona del pecado que haya cometido en alguno de estos casos y la persona quedará perdonada.
El resto de la harina será para el sacerdote, como en el caso de las ofrendas de grano».


Sacrificios de restitución

14
El SEÑOR le dijo a Moisés:
15
«El que sin intención cometa pecado y resulte culpable de fraude contra lo que ha sido consagrado al SEÑOR, traerá un carnero sin ningún defecto como sacrificio de restitución al SEÑOR.
Se usará el peso oficial para fijar el precio del carnero.
16
Esa persona pagará por el pecado que cometió contra lo consagrado a Dios.
Llevará lo que prometió más una quinta parte y lo entregará al sacerdote.
Luego, con el carnero como sacrificio de restitución, el sacerdote purificará a esa persona y quedará perdonada.
17
»Si alguien peca y hace algo en contra de los mandamientos del SEÑOR, pero lo hace sin darse cuenta, será culpable y tendrá que reconocer su pecado.
18
Entonces llevará del rebaño un carnero que no tenga ningún defecto, del precio fijado, como sacrificio de restitución.
Luego, el sacerdote purificará a esa persona del error que cometió sin darse cuenta y quedará perdonada.
19
Se trata de un sacrificio de restitución, pues la persona se hizo culpable ante el SEÑOR».