La reunión del pueblo de Dios
Canto de David para los peregrinos.


1
Qué bueno y qué agradable es
cuando el pueblo de Dios se reúne en armonía.
2
Es como el aceite dulce y fragante
que se derrama sobre la cabeza de Aarón
y cubre todo su rostro y sus vestiduras.
3
Es como el rocío que cae
desde el monte Hermón sobre las montañas de Sion.
Allí es a donde el SEÑOR
envió su bendición, la vida eterna.