Eres todo lo que tengo
Poema que David compuso cuando estaba en la cueva.
Una oración.


1
Pido a gritos la ayuda del SEÑOR;
a gritos le pido al SEÑOR compasión.
2
En él puedo descargar mi angustia;
sin temor le puedo expresar mis quejas.
3
Cuando estoy perdido,
tú me muestras el camino.
Mis enemigos han tendido una trampa
y estoy a punto de caer en ella,
pero Dios me guía.
4
No tengo ni siquiera un amigo
que esté a mi lado acompañándome;
no tengo en dónde esconderme.
A nadie le importa si vivo o muero.
5
Por eso pido tu ayuda, SEÑOR,
eres mi refugio;
eres todo lo que tengo en este mundo.
6
A ti te pido ayuda;
te necesito, me siento muy débil.
Sálvame de los que me persiguen,
porque son más fuertes que yo.
7
Ayúdame a escapar de sus trampas
para que pueda alabar tu nombre.
Entonces los justos celebrarán conmigo
porque tú me has cuidado.