Dios mío, en ti confío
Canción de David.


1
SEÑOR, a ti entrego mi alma.
2
Dios mío, en ti confío,
por eso nunca seré humillado,
y mis enemigos nunca me vencerán.
3
Quien crea en ti nunca será derrotado;
pero en cambio, los traidores serán derrotados
y quedarán con las manos vacías.
4
SEÑOR, enséñame a vivir a tu manera.
Muéstrame el camino que tú seguirías.
5
Guíame y enséñame tu verdad,
porqueeres mi Salvador
y en ti pongo siempre toda mi esperanza.
6
SEÑOR, recuerda siempre ser bueno
y misericordioso conmigo,
como lo has sido siempre.
7
Olvida, SEÑOR, los pecados
que cometí en mi juventud cuando fui un rebelde.
Muéstrame tu bondad,
recuérdame con fiel amor.
8
El SEÑOR es bueno y justo.
Por eso les enseña a los pecadores el camino correcto.
9
Él guía a los humildes por el buen camino;
les enseña a vivir a su manera.
10
El SEÑOR muestra siempre su fiel amor y lealtad
a quienes siguen su pacto y sus testimonios.
11
SEÑOR, sé que he pecado;
perdóname, porque eres un Dios bondadoso.
12
El SEÑOR guía a quien le teme y respeta.
Lo guía por el camino que conduce a Dios.
13
Quien ame a Dios vivirá feliz,
y sus hijos heredarán la tierra.
14
El SEÑOR reserva su amistad personal para los que le tienen un temor reverente.
Es a ellos a los que les enseña el significado de su pacto.
15
Yo siempre busco la ayuda del SEÑOR
porque sé que él siempre me salva del peligro.
16
Dios mío, mírame y ten compasión de mí
que estoy solo y triste.
17
Libérame de mis angustias
y sácame del peligro.
18
Mira todos mis sufrimientos
y perdona todos mis pecados.
19
Reconoce que tengo enemigos
que me odian y quieren hacerme daño.
20
Protégeme y sálvame.
Confío en ti, me dejes pasar vergüenza.
21
Dependo de ti,
haz que me mantenga siempre sin faltas y fiel a ti.
22
Dios mío, salva a Israel
de todos sus enemigos.