Dios está dispuesto a ayudarnos
Al director.
Canto de los descendientes de Coré.
Con el Alamot.


1
Dios es nuestro refugio y fortaleza.
Él siempre está dispuesto a ayudarnos en los momentos difíciles.
2
Por eso no tendremos miedo,
aunque la tierra sufra cambios
y las montañas se precipiten al fondo del mar,
3
aunque rujan los mares y se agiten sus olas,
y las montañas tiemblen a causa de su furor.
Selah
4
Un río riega de alegría con sus corrientes la ciudad de Dios,
el santo lugar donde habita el Altísimo.
5
Dios está en medio de esa ciudad y no será removida.
Al amanecer Dios la ayudará.
6
Hay agitación en las naciones y los reinos se tambalean.
Él deja oír su voz y la tierra se derrite.
7
El SEÑOR Todopoderoso está con nosotros.
El Dios de Jacob es nuestro refugio.
Selah
8
Vengan y vean las obras del SEÑOR,
que ha ordenado destrucción en la tierra.
9
Él ha puesto fin a las guerras hasta lo último de la tierra.
Destruye el arco, rompe la lanza
y quema los carros de combate.
10
Dios dice: «Dejen de pelear
y acepten que yo soy Dios.
Yo gobierno a las naciones,
y controlo al mundo entero».
11
El SEÑOR Todopoderoso está con nosotros.
El Dios de Jacob es nuestro refugio.
Selah