El Gran Rey de toda la tierra
Al director.
Canción de los descendientes de Coré.


1
¡Que todos los pueblos aplaudan!
¡Alaben a Dios con gritos de alegría!
2
Porque el SEÑOR Altísimo es temible,
el gran Rey de toda la tierra.
3
Él nos ayudó a vencer a nuestros enemigos,
los puso bajo nuestro control.
4
Dios eligió nuestra tierra y nos la dio como herencia;
es el orgullo de Jacob, a quien amó.
Selah
5
Dios subió a su trono entre gritos de alegría,
el SEÑOR con toque de trompeta.
6
¡Canten alabanzas a Dios!
¡Canten, canten alabanzas a nuestro Rey!
7
Canten con habilidad un poema
porque Dios es el Rey de toda la tierra.
8
Dios se sienta en su trono sagrado
y desde allí gobierna a todas las naciones.
9
Los líderes del mundo se reúnen
con el pueblo del Dios de Abraham.
10
Dios tiene el mando;
todos los gobernantes del mundo le pertenecen.