El Señor me tiene con vida
Al director.
Poema de David compuesto, cuando los zifitas le dijeron a Saúl que creían que David estaba escondido en su pueblo.


1
Dios mío, por tu nombre, sálvame;
usa tu gran poder para hacerme justicia.
2
Dios mío, escucha mi oración,
atiende a mis palabras.
3
Gente extraña se ha puesto en mi contra,
y los violentos quieren matarme.
Ellos no tienen en cuenta a Dios.
Selah
4
Pero Dios es quien me ayuda;
el Señor me mantendrá con vida.
5
Que el mal que hacen mis enemigos recaiga sobre ellos.
Acaba con ellos y demuestra así tu fidelidad.
6
Dios mío, con gusto te ofreceré sacrificios.
Alabaré tu buen nombre, SEÑOR.
7
Porque tu nombre me salvó de todo peligro.
Con mis propios ojos veo que me das victoria sobre mis enemigos.