Protección para el gobernante fiel
Al director, con instrumentos de cuerda.
Canción de David.


1
Dios mío, escucha mi grito de auxilio,
presta atención a mi oración.
2
Desde los lejanos rincones de la tierra te llamo,
pues estoy angustiado.
Llévame a la roca que es más alta de lo que puedo alcanzar,
donde quede yo a salvo.
3
eres mi refugio,
la torre fuerte que me protege de mis enemigos.
4
Quiero vivir para siempre en tu casa,
refugiado debajo de tus alas.
Selah
5
Dios mío, has escuchado mis promesas
y me has dado la herencia de quienes te respetan.
6
Dale larga vida al rey,
haz que viva muchos, pero muchos años.
7
Haz que reine siempre en tu presencia.
Protégelo con tu fiel amor y lealtad.
8
Así yo siempre alabaré tu nombre,
cumpliendo siempre todo lo que te prometí.