Confíen siempre en Dios
Al director.
A Jedutún.
Canción de David.


1
Sólo en Dios descansa mi alma,
es el único que me puede rescatar.
2
Sólo él es mi roca y mi salvación;
como él es mi refugio, no seré derrotado.
3
¿Cuánto tiempo más
seguirán atacándome ustedes?
Tratan de derribarme como a una pared a punto de caerse,
o a una cerca que está tambaleándose.
4
Sólo piensan en destronarme,
esa gente quiere destruirme.
Se sienten felices diciendo mentiras de mí.
En público, hablan bien de mí,
pero me maldicen en secreto.
Selah
5
Sólo en Dios descansa mi alma,
de él viene mi esperanza.
6
Sólo él es mi roca y mi salvación;
como él es mi refugio, no seré derrotado.
7
Mi gloria y mi salvación vienen de Dios,
él es mi protección y mi refugio.
8
Confíen siempre en Dios,
cuéntenle todos sus problemas,
Dios es nuestro refugio.
Selah
9
Los seres humanos son sólo un suspiro;
pobres o ricos se desvanecen como una mentira.
Si se pesan juntos en una balanza, no pesan nada.
10
No confíen en la extorsión ni en el pillaje;
no crean que su riqueza los salvará.
11
Dios dice que hay sólo una cosa
en la que realmente podemos confiar,
y yo lo creo: que la fortaleza viene de Dios
12
y que tú, Señor, tienes fiel amor;
tú le pagarás a la gente conforme al bien
o al mal que hayan hecho.