Dios es digno de alabanza
Al director.
Canción de David.
Canto.


1
Dios de Sion, tú mereces que te rindamos alabanza
y que cumplamos lo que te prometimos.
2
escuchas las oraciones;
todo el mundo acude a ti.
3
Cuando ya no soportamos nuestra culpa,
perdonas nuestros pecados.
4
Afortunado los que tú elegiste
para acercarse a ti y vivir a tu lado.
En tu templo santo tenemos
todo el bien que necesitamos.
5
Dios mío, porque eres justo,
contestas nuestras oraciones
con hechos asombrosos mostrando tu justicia.
Gente que vive lejos,
aún al otro lado del mar,
confía en ti.
6
sostienes las montañas;
vemos tu poder y fortaleza.
7
Calmas la turbulencia de los mares
y los disturbios de las naciones.
8
La gente de todo el mundo,
de norte a sur y de oriente a occidente,
se maravilla con tus obras.
9
cuidas la tierra y la riegas;
llevas agua a los ríos y mares
y haces crecer los trigales.
Así preparas las tierras de cultivo.
10
Empapas los surcos, nivelas los terrones,
reblandeces la tierra con lluvias abundantes
y bendices lo que produce.
11
inicias el año nuevo con una cosecha fabulosa;
tus nubes derraman abundancia.
12
La pradera del desierto grita de alegría,
las colinas se visten para la celebración.
13
Multitudes de ovejas son su vestido
y se cubren los valles de trigo,
todos ellos cantan y gritan de alegría.