Ven a salvarnos
Al director.
Al compás de la melodía «Los Lirios del Pacto».
Canción de Asaf.


1
Pastor de Israel, escúchame.
Tú que guías al pueblo de José,
tú que estás sentado en un trono entre los querubines,
¡escúchanos!
Aparece
2
ante Efraín, Benjamín y Manasés.
Muestra tu poder,
y ven a salvarnos.
3
Dios mío, acéptanos de nuevo;
bueno con nosotros y sálvanos.
4
SEÑOR Dios Todopoderoso,
¿cuánto tiempo más vas a mostrar enojo ante la oración de tu pueblo?
5
Nos has dado lágrimas por comida;
lágrimas en abundancia por bebida.
6
Tú nos hiciste pasar vergüenza ante las naciones vecinas;
nuestros enemigos se ríen de nosotros.
7
Dios Todopoderoso, acéptanos de nuevo;
bueno con nosotros y sálvanos.
8
Sacaste una vid de Egipto;
expulsaste de esta tierra a las naciones que no te conocen y plantaste esa vid.
9
Limpiaste el terreno para la vid,
ella echó raíces y llenó la tierra.
10
Los montes se cubrieron con su sombra;
sus ramas cubrieron los cedros más altos.
11
Sus frutos se extendieron hasta el mar,
sus retoños llegaron hasta el río Éufrates.
12
¿Por qué destruiste los muros que protegían tu viña?
Ahora todo el que pasa por allí se lleva la fruta;
13
la destruye el jabalí del bosque,
y los animales salvajes la devoran.
14
Dios Todopoderoso, regresa;
mira desde el cielo a esta vid y cuídala.
15
Es la vid que plantaste con tus propias manos,
el retoño que cultivaste para ti.
16
Tu vid fue quemada por el fuego como si fuera basura;
muéstrales lo enojado que estás y destrúyelos.
17
Pon de nuevo tu mano derecha sobre tu elegido;
al que una vez le diste fuerzas para servirte.
18
No nos alejaremos de ti,
déjanos vivir y alabaremos tu nombre.
19
SEÑOR Dios Todopoderoso,
acéptanos de nuevo;
bueno con nosotros y sálvanos.