El Señor es justo
Al director, sobre Mut-labén.
Canción de David.


1
Te adoraré SEÑOR con todo mi corazón
y le contaré al mundo entero todas tus maravillas.
2
¡Me alegraré por lo que hiciste y me regocijaré!
Oh Altísimo, a ti cantaré alabanzas.
3
Gracias a ti mis enemigos salieron huyendo,
cayeron y desaparecieron.
4
Eres justo.
En tu trono me juzgaste
y tomaste una justa decisión a mi favor.
5
Reprendiste a las naciones y destruiste a los perversos.
Los borraste para siempre de la faz de la tierra.
6
Mis enemigos ya no existen.
Sus ciudades están en ruinas,
ya nadie se acuerda de ellos.
7
El SEÑOR reinará para siempre
y desde su reino traerá justicia al mundo.
8
Él juzga al mundo con justicia.
Juzga a todos por igual.
9
El SEÑOR es el refugio del oprimido;
Cuando más lo necesita, Dios es su fortaleza.
10
Que los que conocen al SEÑOR confíen en él,
porque Dios nunca abandona a los que buscan su ayuda.
11
Canten al SEÑOR, el Rey que vive en Sion.
Entre las naciones cuenten lo que ha hecho.
12
Él, quien toma venganza por los asesinatos,
nunca se olvida de los afligidos que piden la justicia a gritos.
13
«¡SEÑOR, ten compasión de mí!
Mira cómo me persiguen mis enemigos;
eres él que rescata de las fuerzas de la muerte.
14
Sálvame y te alabaré en las puertas de Jerusalén.
Gritaré de alegría por la salvación que me has dado».
15
Esos extranjeros se hundieron
en la trampa que ellos mismos hicieron.
Escondieron una red para atrapar a otros,
pero quedaron atrapados ellos.
16
El SEÑOR se dio a conocer;
él hizo justicia.
Los que hacen el mal caen
en la trampa de su propia maldad.
Higaión Selah
17
Los perversos irán al lugar de los muertos,
así como las naciones que se olvidaron de Dios.
18
Porque Dios nunca se olvidará de los pobres;
y se cumplirán las esperanzas de los que no tienen nada.
19
¡Levántate SEÑOR!
No dejes que hombres débiles se crean invencibles.
Júzgalos con toda tu justicia.
¡Que las naciones sean juzgadas en tu presencia!
20
SEÑOR, aterroriza a las naciones,
para que entiendan que no son más que simples mortales.
Selah