El Señor gobierna

1
El SEÑOR es rey, alégrese la tierra;
alégrense las orillas remotas.
2
Nubes espesas y oscuras lo rodean;
la justicia y el derecho son la base de su reino.
3
Delante de él avanza un fuego,
y destruye a sus enemigos.
4
Su luz se ve en el cielo
y tiembla la tierra al verla.
5
Las montañas se derriten como cera ante la presencia del SEÑOR,
el dueño de toda la tierra.
6
Los cielos hablan de sus decisiones justas;
todas las naciones ven su gloria.
7
Quedan en ridículo los que adoran ídolos,
los que se enorgullecen de ellos.
¡Inclínense ante él todos los dioses!
8
Sion, escucha y alégrate;
ciudades de Judá, siéntanse felices,
porque el SEÑOR toma decisiones sabias.
9
SEÑOR Altísimo, tú eres en verdad quien gobierna la tierra;
estás por encima de todos los dioses.
10
Ustedes, los que aman al SEÑOR, odien el mal.
Él protege la vida de su pueblo fiel,
y los libra del poder de los perversos.
11
La luz brilla para el justo
y la alegría sobre la gente honesta.
12
Justos, alégrense en el SEÑOR
y alaben su santo nombre.