Canta el amado

1
Qué bella eres, amada mía,
eres realmente muy hermosa.
Tus ojos parecen dos palomas
detrás de tu velo.
Tu cabello es largo y ondulado;
cae como un rebaño de cabras
que baja por los montes de Galaad.
2
Tus dientes son blancos como ovejas esquiladas
que acaban de bañarse.
Todas tienen gemelos,
no falta ni una.
3
Tus labios y tu boca son hermosos,
como una cinta escarlata.
Tus mejillas bajo tu velo
parecen cortes de granada.
4
Tu cuello mantiene la cabeza erguida,
es como la torre de David hecha para guardar armamento.
De tu cabeza se cuelgan
mil escudos de valientes soldados.
5
Tus pechos son como dos ciervos gemelos
que se alimentan entre las flores de primavera.
6
Subiré a esas montañas perfumadas
con incienso y mirra
mientras el día respira una brisa fresca
y las sombras se alargan.
7
Amada mía, ¡todo en ti es hermoso!
No hay en ti ningún defecto.
8
Ven conmigo, novia mía,
baja conmigo desde el Líbano.
Baja pronto de la cima del Amaná,
de la cima del Senir y del Hermón,
de las cuevas de los leones,
de la montaña de los leopardos.
9
Amada mía, me has robado el corazón;
me lo has robado con una sola de tus miradas,
con una sola de las perlas de tu collar.
10
Amada mía, ¡tu amor es maravilloso!
Es más dulce que el vino.
¡El olor de tu piel es mucho mejor
que el de cualquier otra fragancia exquisita!
11
Novia mía, tus labios saben a miel;
hay leche y miel bajo tu lengua.
¡Y la fragancia de tus vestidos
es tan dulce y fresca !
12
Amada mía, novia mía,
eres tan pura como un jardín
en el que nadie ha entrado;
como un manantial que nadie ha tocado.
13
Tu cuerpo es como un jardín lleno de granados,
dando el mejor fruto,
perfumado con flores de alheña,
14
nardos y azafrán
con caña aromática y canela;
con todos los árboles de incienso,
mirra y áloe;
con los mejores perfumes.
15
Eres como un manantial de agua fresca
que baja de las montañas del Líbano.


Canta la amada

16
¡Despierta, viento del norte!
¡Ven aquí, viento del sur!
Soplen en mi jardín
y esparzan su suave fragancia
para que mi amado entre
y pruebe sus deliciosos frutos.