Cómo debe vivir el creyente

1
Recuerda siempre a todos que deben someterse a los gobernantes y autoridades.
Diles que obedezcan y siempre estén listos para hacer el bien,
2
que no hablen mal de nadie, vivan en paz con los demás, sean comprensivos y traten a todos con amabilidad.
3
Antes nosotros también éramos insensatos;
no obedecíamos y estábamos perdidos.
Éramos esclavos de toda clase de placeres y deseos, éramos malvados y envidiosos.
Los demás nos odiaban y nosotros a ellos.
4
Pero Dios nuestro Salvador mostró
su bondad y su amor por la humanidad.
5
Él nos salvó gracias a su misericordia,
no por algo bueno que hubiéramos hecho.
Nos salvó lavándonos, dándonos una vida nueva
al renovarnos por medio del Espíritu Santo.
6
Dios derramó en abundancia el Espíritu Santo sobre nosotros
por medio de Jesucristo, nuestro Salvador.
7
Así que aprobados por el generoso amor de Dios,
disfrutamos de la esperanza de la vida eterna que Dios tiene para sus hijos.
8
Esto es cierto y quiero que insistas en ello para que los que creen en Dios dediquen su vida a hacer el bien.
Esto es bueno y beneficia a todo el mundo.
9
Evita las discusiones tontas y las cuestiones sobre los antepasados.
Aléjate también de controversias y peleas sobre la ley de Moisés.
Eso no sirve para nada y no ayuda a nadie.
10
Si alguien causa divisiones entre los creyentes, hazle una advertencia.
Si lo vuelve hacer, adviértele otra vez y si sigue causando divisiones, expúlsalo de la iglesia.
11
sabes que alguien así tiene la mente retorcida y sus pecados lo condenan.


Comentarios finales

12
Después de que te envíe a Artemas o a Tíquico, haz todo lo posible por venir a verme a Nicópolis porque he decidido pasar allí el invierno.
13
Ayuda todo lo que puedas al abogado Zenas y a Apolos para que no les falte nada en su viaje.
14
Que nuestra gente aprenda a dedicarse a hacer el bien y a ayudar a los necesitados, así su vida no será inútil.
15
Todos los que están conmigo te mandan saludos.
Saluda a nuestros amigos creyentes.
Que Dios los bendiga en abundancia a todos ustedes.