1
Tú, nación que no sientes vergüenza,
que se junte todo el pueblo
2
y vuelva a Dios antes de que seas destruida
y arrastrada como hoja al atardecer.
Regresa antes de que la furia del SEÑOR te destruya,
antes de que el día de la furia del SEÑOR llegue a ti.
3
Ustedes, la gente humilde que obedece a Dios,
busquen al SEÑOR y pídanle ayuda.
Busquen la justicia y la humildad.
Así tal vez podrán salvarse
el día en que el SEÑOR muestre su furia.


Castigo para los vecinos de Israel

4
Gaza será abandonada
y Ascalón será destruida.
Los habitantes de Asdod serán expulsados al medio día
y Ecrón será desterrada.
5
Naciones que viven cerca del mar, pueblo de Creta,
este mensaje del SEÑOR tiene que ver con ustedes:
«Canaán, tierra de los filisteos,
haré que todos sus habitantes desaparezcan
y ustedes quedarán desocupadas.
6
Las ciudades cercanas al mar
se convertirán en campos abandonados
con unos pocos pastores y rebaños.
7
Después esa tierra les pertenecerá
a los sobrevivientes de Judá.
La gente de Judá llevará sus rebaños a esos campos;
y en la tarde descansarán en las casas de Ascalón.
El SEÑOR su Dios los ayudará
y les devolverá lo que se les había arrebatado.
8
»Yo oí a los de Moab y Amón insultar a mi pueblo.
Oí sus burlas e insultos.
Escuché cómo se alegraban
de haberle arrebatado su territorio a Judá.
9
Por eso, tan cierto como que soy
el SEÑOR Todopoderoso, Dios de Israel,
juro que Moab será destruida por completo como Sodoma,
y que los amonitas serán destruidos como Gomorra.
Su tierra será como un campo lleno de maleza,
cubierto con sal para convertirlo en ruinas.
Los sobrevivientes de mi pueblo
se quedarán con su tierra».
10
Esa gente fue arrogante;
insultaron y maltrataron al pueblo del SEÑOR Todopoderoso.
Pero serán castigados por todo eso.
11
El SEÑOR Todopoderoso los aterrorizará
porque destruirá a sus dioses.
Entonces cada uno de los habitantes de la costa
se inclinará dondequiera que esté para adorarle.
12
«Incluso ustedes, etíopes,
serán atravesados con mi espada».
13
El Señor extenderá su mano hacia el norte
y destruirá a Asiria.
Él destruirá a Nínive
y la convertirá en un desierto.
14
Entonces todos los animales salvajes entrarán a esa ciudad.
Las lechuzas y los cuervos pasarán la noche entre sus ruinas.
Las voces que entrarán por las ventanas serán las de los cuervos.
Esas aves negras serán quienes despierten a la gente.
15
Eso será todo lo que quedará de esa alegre ciudad,
la ciudad que se sentía tan segura,
que se creía la más importante.
Nínive se convertirá en un lugar desolado.
Será el lugar de descanso de animales salvajes.
Todo el que pase por allí se sorprenderá al verla,
hará gestos y silbidos.