1
DESPUÉS de esto aconteció, que David hirió á los Filisteos, y los humilló: y tomó David á Methegamma de mano de los Filisteos.
2
Hirió también á los de Moab, y midiólos con cordel, haciéndolos echar por tierra;
y midió con dos cordeles para muerte, y un cordel entero para vida;
y fueron los Moabitas siervos debajo de tributo.
3
Asimismo hirió David á Hadad-ezer hijo de Rehob, rey de Soba, yendo él á extender su término hasta el río de Eufrates.
4
Y tomó David de ellos mil y setecientos de á caballo, y veinte mil hombres de á pie;
y desjarretó David los caballos de todos los carros, excepto cien carros de ellos que dejó.
5
Y vinieron los Siros de Damasco á dar ayuda á Hadad-ezer rey de Soba;
y David hirió de los Siros veinte y dos mil hombres.
6
Puso luego David guarnición en Siria la de Damasco, y fueron los Siros siervos de David sujetos á tributo.
Y Jehová guardó á David donde quiere que fué.
7
Y tomó David los escudos de oro que traían los siervos de Hadad-ezer, y llevólos á Jerusalem.
8
Asimismo de Beta y de Beeroth, ciudades de Hadad-ezer, tomó el rey David gran copia de metal.
9
Entonces oyendo Toi, rey de Hamath, que David había herido todo el ejército de Hadad-ezer,
10
Envió Toi á Joram su hijo al rey David, á saludarle pacíficamente y á bendecirle, porque había peleado con Hadad-ezer y lo había vencido: porque Toi era enemigo de Hadad-ezer.
Y Joram llevaba en su mano vasos de plata, y vasos de oro, y de metal;
11
Los cuales el rey David dedicó á Jehová, con la plata y el oro que tenía dedicado de todas las naciones que había sometido:
12
De los Siros, de los Moabitas, de los Ammonitas, de los Filisteos, de los Amalecitas, y del despojo de Hadad-ezer hijo de Rehob, rey de Soba.
13
Y ganó David fama cuando, volviendo de la rota de los Siros, hirió diez y ocho mil hombres en el valle de la sal.
14
Y puso guarnición en Edom, por toda Edom puso guarnición;
y todos los Idumeos fueron siervos de David.
Y Jehová guardó á David por donde quiera que fué.
15
Y reinó David sobre todo Israel;
y hacía David derecho y justicia á todo su pueblo.
16
Y Joab hijo de Sarvia era general de su ejército;
y Josaphat hijo de Ahilud, canciller;
17
Y Sadoc hijo de Ahitud, y Ahimelech hijo de Abiathar, eran sacerdotes;
y Seraía era escriba;
18
Y Benahía hijo de Joiada, era sobre los Ceretheos y Peletheos;
y los hijos de David eran los príncipes.