Porteros y oficiales

1
Los porteros fueron distribuidos de la siguiente manera:
De los coreítas: Meselemías hijo de Coré, de los hijos de Asaf.
2
De los hijos de Meselemías: Zacarías, el primogénito, seguido de Jediael, Zebadías, Jatniel,
3
Elam, Johanán y Elioguenay, en ese orden.
4
De los hijos de Obed Edom: Semaías, el primogénito, seguido de Jozabad, Yoaj, Sacar, Natanael,
5
Amiel, Isacar y Peultay, en ese orden.
Y es que Dios había bendecido a Obed Edom.
6
Semaías hijo de Obed también tuvo hijos que fueron jefes de la familia de sus padres.
Eran hombres muy valientes y esforzados.
7
Sus hijos fueron Otni, Rafael, Obed y Elzabad, y sus hermanos Eliú y Samaquías, que eran hombres esforzados.
8
Todos estos eran descendientes de Obed Edom.
Todos ellos, con sus hijos y hermanos, eran sesenta y dos hombres robustos y fuertes para el servicio.
9
Los hijos de Meselemías y sus hermanos fueron dieciocho hombres valientes.
10
De Josá, que era de los descendientes de Merari: el jefe Simerí (que no era el primogénito, pero su padre lo nombró jefe),
11
seguido de Hilcías, Tebalías y Zacarías, en ese orden.
En total, los hijos de Josá y sus hermanos fueron trece.
12
La distribución de los porteros se hizo entre éstos, y los más importantes se alternaban con sus hermanos en la vigilancia para servir en la casa del Señor.
13
La vigilancia de cada puerta se decidió por sorteo, según sus casas paternas y sin distinguir entre pequeños y grandes.
14
La puerta del oriente le tocó por suerte a Selemías.
Luego se sorteó la puerta del norte, y ésta le tocó a su hijo Zacarías, que era un consejero muy inteligente.
15
A Obed Edom le tocó la puerta del sur, y a sus hijos, la casa de provisiones del templo.
16
Sufán y Josá compartían la vigilancia de la puerta de Salequet, al occidente, en el camino de la cuesta.
17
Al oriente había seis levitas;
al norte, cuatro de día;
al sur, cuatro de día;
y en la casa de provisiones, dos en cada turno.
18
En la cámara de los utensilios, al occidente, cuatro vigilaban el camino, y dos vigilaban la cámara.
19
Ésta fue la distribución de los porteros coreítas y meraritas.
20
De los levitas, Ajías estaba a cargo de los tesoros de la casa de Dios, y de los tesoros de los objetos santificados.
21
En cuanto a los hijos de Laadán hijo de Gersón, los jefes de las casas paternas de Laadán gersonita fueron los jehielitas.
22
Los hijos de Yejieli, Zetán y su hermano Joel estaban a cargo de los tesoros de la casa del Señor.
23
De entre los amramitas, izharitas, hebronitas y uzielitas,
24
el jefe sobre los tesoros era Sebuel hijo de Gersón, hijo de Moisés.
25
En cuanto a su hermano Eliezer, su hijo era Rejabías, y sus descendientes en línea directa era Jesaías, Jorán, Zicri y Selomit.
26
Tanto Selomit como sus hermanos estaban a cargo de todos los tesoros y de todos los objetos santificados que habían consagrado el rey David, los jefes de las casas paternas, los capitanes de millares y de centenas, y los jefes del ejército.
27
Lo habían consagrado de los botines de guerra, para reparar la casa del Señor.
28
También estaba a cargo de Selomit y de sus hermanos todo lo que habían consagrado el vidente Samuel, Saúl hijo de Cis, Abner hijo de Ner y Joab hijo de Seruyá, y todo lo que otros consagraban.
29
De los izharitas, Quenanías y sus hijos eran los gobernadores y jueces de Israel en asuntos exteriores.
30
De los hebronitas, Jasabías y sus parientes, que eran mil setecientos hombres aguerridos, gobernaban a Israel en la ribera occidental del Jordán, en todo lo concerniente a cuestiones del Señor y del rey.
31
Jerías era el jefe de los hebronitas, repartidos por sus linajes y por sus familias.
Fueron registrados en el año cuarenta del reinado de David, y se encontró que entre ellos había hombres fuertes y aguerridos en Jazer de Galaad.
32
Sus parientes, también hombres valientes, eran dos mil setecientos jefes de familia.
El rey David los puso al mando de los rubenitas y gaditas, y de la media tribu de Manasés, para todo lo relacionado con Dios y con el rey.