Descendientes de Rubén

1
Rubén fue el hijo primogénito de Israel.
(Aunque él era el primogénito, finalmente no fue contado como tal porque deshonró el lecho de su padre;
así que sus derechos de primogenitura pasaron a los hijos de José, hijo de Israel.
2
Y aunque Judá llegó a ser el más importante de sus hermanos, y el jefe de ellos, el derecho de primogenitura se le dio a José).
Los hijos de Rubén,
3
el primogénito de Israel, fueron Janoc, Falú, Jesrón y Carmi.
4
Los hijos de Joel fueron Semaías, Gog, Simey,
5
Micaía, Reaía, Baal
6
y Berá, que era el jefe de los rubenitas, y que fue llevado cautivo por Tiglat Piléser, rey de los asirios.
7
Las familias de sus hermanos, contados por sus descendientes, tenían como jefes a Yeguiel, Zacarías
8
y Bela.
Éste era descendiente en línea directa de Azaz, Semá y Joel, y habitó en Aroer, y hasta Nebo y Baal Megón.
9
También habitó desde el oriente hasta donde comienza el desierto, a orillas del río Éufrates, porque tenía mucho ganado en la tierra de Galaad.
10
Durante los días de Saúl estuvieron en guerra contra los agarenos, y los vencieron y habitaron en sus campamentos en toda la región oriental de Galaad.


Descendientes de Gad

11
Los hijos de Gad habitaron frente a ellos en la tierra de Basán, hasta Salca.
12
Joel fue el jefe en Basán;
le seguía Safán, y luego Janay y Safat.
13
Sus hermanos, según las familias de sus padres, fueron Micael, Mesulán, Sebá, Joray, Jacán, Zía y Éber, siete en total.
14
Éstos fueron los hijos de Abijaíl hijo de Jurí y descendiente en línea directa de Yaroa, Galaad, Micael, Jesisay, Yadó y Buz.
15
También en este caso Ají hijo de Abdiel, hijo de Guni, fue el jefe de la familia de sus antepasados.
16
Todos ellos habitaron en Galaad, en Basán y en sus aldeas, y en todos los ejidos de Sarón hasta sus linderos,
17
y en los días de Yotán, rey de Judá, y de Jeroboán, rey de Israel, todos ellos quedaron registrados.


Historia de las dos tribus y media

18
Los hijos de Rubén y de Gad, y la media tribu de Manasés, eran cuarenta y cuatro mil setecientos sesenta hombres valientes y diestros en las artes bélicas, capaces de salir a batalla armados de escudo y espada, y con arcos bien tensados.
19
Éstos estuvieron en guerra contra los agarenos y contra Jetur, Nafís y Nodab.
20
Fueron ayudados contra ellos porque durante la batalla clamaron a Dios, y Dios les fue favorable porque confiaron en él.
Fue así como vencieron a los agarenos y a todos los que estaban con ellos;
21
les quitaron sus ganados, cincuenta mil camellos, doscientas cincuenta mil ovejas, dos mil asnos y cien mil personas.
22
Muchos cayeron muertos, porque la guerra era de Dios.
Y habitaron en sus ciudades hasta el cautiverio.
23
Los hijos de la media tribu de Manasés fueron multiplicados en gran manera y habitaron en la región que va desde Basán hasta Baal Hermón y Senir, y el monte de Hermón.
24
Los jefes de las familias de sus padres fueron Efer, Isguí, Eliel, Azriel, Jeremías, Hodavías y Yadiel, que eran hombres valientes y esforzados, de buena fama, y jefes de las familias de sus padres.
25
Pero se rebelaron contra el Dios de sus padres.
Se prostituyeron por seguir a los dioses de los pueblos de la tierra, a los cuales el Señor había quitado de delante de ellos.
26
Por eso el Dios de Israel estimuló a Pul, es decir, a Tiglat Piléser, rey de los asirios, a que se llevara cautivos a los rubenitas y gaditas y a la media tribu de Manasés, y hasta el día de hoy están en Jalaj, Jabor, Hara y el río Gozán,