Reinado de Abías

1
Abías comenzó a reinar sobre Judá cuando Jeroboán hijo de Nabat llevaba dieciocho años de reinar sobre Israel,
2
y reinó en Jerusalén tres años.
Su madre se llamaba Macá, y era hija de Abisalom.
3
Y Abías cometió todos los pecados en que incurrió su padre Roboán, y su corazón no le fue fiel al Señor, como lo había sido su antepasado David.
4
Pero Dios el Señor le concedió tener un sucesor en el trono de Jerusalén, ciudad a la que siguió sosteniendo por amor a su siervo David,
5
pues David vivió rectamente en la presencia del Señor y nunca en su vida desobedeció ninguno de sus mandatos, salvo lo que hizo con Urías el hitita.
6
Mientras Roboán y Jeroboán vivieron, estuvieron en constantes guerras,
7
y también Abías entró en guerra contra Jeroboán.
Todo los hechos de Abías se hallan registrados en el libro de las crónicas de los reyes de Judá.
8
Y Abías se reunió con sus antepasados y fue sepultado en la ciudad de David.
En su lugar reinó su hijo Asa.


Reinado de Asa

9
Asa comenzó a reinar sobre Judá cuando Jeroboán llevaba veinte años de reinar sobre Israel,
10
y reinó en Jerusalén cuarenta y un años.
Su madre se llamaba Macá, y era hija de Abisalom.
11
A diferencia de su hermano y de su padre, Asa hizo lo recto a los ojos del Señor, como su antepasado David.
12
Desterró del país a los que practicaban la prostitución entre hombres en los templos paganos, y derribó todos los ídolos que sus antepasados habían hecho.
13
A Macá, su madre, le quitó el título de reina madre porque había hecho un ídolo de Asera, al cual destruyó y le prendió fuego junto al torrente de Cedrón.
14
Y aunque no se quitaron todos los altares de los montes, durante toda su vida Asa amó al Señor con todo su corazón.
15
Hizo que se llevara de nuevo al templo del Señor lo que su padre había consagrado, además del oro, la plata y las alhajas que él mismo dedicó.


Alianza de Asa con Ben Adad

16
También hubo guerra entre Asa y Basá, el rey de Israel, mientras ambos vivieron.
17
Basá se enfrentó contra el pueblo de Judá, y mandó fortificar las murallas de Ramá para que nadie pudiera entrar ni salir del reino de Asa.
18
Al ver esto, Asa tomó el oro y la plata que aún quedaban en los tesoros del templo del Señor, junto con los tesoros del palacio real, y los entregó a sus siervos con la orden de que fueran a Damasco, donde estaba el rey Ben Adad de Siria, hijo de Tabrimón y nieto de Hezión, y le dieran este mensaje:
19
«Te propongo que tú y yo hagamos una alianza, como la que hicieron tu padre y el mío.
Aquí tienes un presente de oro y plata.
Da por terminado el pacto que tienes con Basá, rey de Israel.
Quiero que me deje en paz.»
20
Ben Adad estuvo de acuerdo con Asa, y ordenó a los comandantes de sus ejércitos que atacaran las ciudades de Israel.
Así conquistó Iyón, Dan, Abel Betmacá, y todo el territorio de Cineret y de Neftalí.
21
Y cuando Basá supo esto, dejó de edificar la muralla de Ramá y se quedó en Tirsa.
22
Entonces Asa convocó a todo el pueblo de Judá, sin excluir a nadie, y fueron a Ramá para quitar las piedras y la madera con las que Basá estaba construyendo, y con ese material el rey Asa reconstruyó Geba de Benjamín y Mispá.


Muerte de Asa

23
Los hechos de Asa, y el poder que tuvo y las ciudades que edificó, se hallan registrados en el libro de las crónicas de los reyes de Judá.
Cuando Asa envejeció, se enfermó de los pies
24
y fue a reunirse con sus antepasados y fue sepultado con ellos en la ciudad de David.
En su lugar reinó su hijo Josafat.


Reinado de Nadab

25
Cuando el rey Asa tenía dos años de reinar sobre Judá, Nadab hijo de Jeroboán comenzó a reinar sobre Israel, y reinó dos años.
26
Pero hizo lo malo a los ojos del Señor;
siguió el mal ejemplo de su padre y cometió los mismos pecados con que hizo pecar a Israel.
27
Entonces Basá, que era hijo de Ajías y nieto de Isacar, conspiró contra Nadab y lo hirió de muerte en Gibetón, tierra de filisteos, porque Nadab y todo el ejército israelita habían sitiado la ciudad.
28
Nadab murió a manos de Basá, y éste reinó en su lugar.
Para entonces, Asa llevaba tres años de reinar sobre Judá.
29
Y tan pronto como Basá llegó al trono, mató a toda la familia de Jeroboán, sin dejar con vida a nadie, tal y como lo había dicho el Señor a su siervo Ajías el silonita.
30
Y es que Jeroboán cometió muchos pecados, con lo que hizo que el pueblo de Israel pecara;
y eso provocó el enojo del Señor, Dios de Israel.
31
Todos los hechos de Nadab se hallan registrados en el libro de las crónicas de los reyes de Israel.
32
Y la guerra entre Asa y el rey Basá de Israel duró mientras los dos vivieron.


Reinado de Basá

33
Basá hijo de Ajías reinó sobre todo Israel en Tirsa durante veinticuatro años.
Para entonces, Asa tenía tres años como rey de Judá.
34
Y Basá hizo lo malo a los ojos del Señor, y siguió el mal ejemplo de Jeroboán, y con sus pecados hizo pecar a Israel.