El rugido del león

1
Hijos de Israel, ésta es la palabra que el Señor ha pronunciado contra ustedes, contra toda la familia que él sacó de la tierra de Egipto.
Escuchen bien:
2
«Sólo a ustedes los he elegido de entre todas las familias de la tierra.
Por lo tanto, yo los castigaré por todas sus maldades
3
¿Andan dos juntos, si no están de acuerdo?
4
¿Ruge el león en la selva sin que haya presa?
¿Ruge el cachorro en su guarida, sin apresar nada?
5
¿Cae el ave en la trampa, sin que haya cazador?
¿Salta del suelo la trampa sin que haya atrapado algo?
6
¿Se da la alarma en la ciudad, sin que el pueblo se alborote?
¿Pasa algo malo en la ciudad, que el Señor no haya hecho?
7
Lo cierto es que nada hace el Señor
sin antes revelarlo a sus siervos los profetas.
8
Si el león ruge, ¿quién no tiembla?
Si el Señor habla, ¿quién no profetiza?


Destrucción de Samaria

9
Proclamen en los palacios de Asdod, y en los palacios de Egipto, y digan:
«Reúnanse sobre los montes de Samaria, y vean cuánta opresión y violencia se comete en esa ciudad.
10
No saben hacer lo recto.
En sus palacios atesoran el fruto de su rapiña
Palabra del Señor.
11
Por lo tanto, así ha dicho el Señor:
«De todos los rincones de la tierra vendrá un enemigo, y derribará tu fortaleza y saqueará tus palacios
12
Así ha dicho el Señor:
«Los hijos de Israel, que en Samaria se entronizan en el borde de una cama o en el costado de un diván, escaparán como cuando un pastor logra rescatar, de las fauces del león, sólo dos piernas de una oveja, o la punta de una oreja.
13
»¡Escuchen esto, y háganlo saber a la casa de Jacob!
Palabra del Señor, el Dios de los ejércitos.
14
»El día que yo castigue las rebeliones de Israel, derribaré también los altares de Betel.
Los cuernos del altar serán tronchados, y rodarán por tierra.
15
Además, derribaré la casa de invierno y la casa de verano, y pondré fin a las casas de marfil.
¡Muchas casas quedarán en ruinas
Palabra del Señor.