La ley inscrita en el monte Ebal

1
Moisés, junto con los ancianos de Israel, le dio al pueblo la siguiente orden:
«Cumplan con todos los mandamientos que hoy les mando cumplir.
2
Cuando cruces el río Jordán y pases a la tierra que el Señor tu Dios te da, levantarás unas piedras grandes y las revocarás con cal.
3
Una vez que hayas cruzado el río y entres en la tierra que el Señor tu Dios te da, tierra que fluye leche y miel, escribirás en esas piedras todas las palabras de esta ley, tal y como el Señor, el Dios de tus padres, te lo ha ordenado.
4
En cuanto hayas pasado el Jordán, levantarás estas piedras en el monte Ebal y las revocarás con cal, tal y como hoy les mando que lo hagan.
5
Edificarás allí un altar de piedras en honor del Señor tu Dios, pero no labres las piedras con ninguna herramienta,
6
sino que el altar lo harás de piedras enteras.
Sobre él ofrecerás al Señor tu Dios holocaustos
7
y ofrendas de paz, y allí, delante del Señor tu Dios, comerás y te alegrarás.
8
Sobre las piedras escribirás con claridad todas las palabras de esta ley.»
9
Entonces Moisés, junto con los sacerdotes levitas, habló con todos los israelitas y les dijo:
«Israel, guarda silencio y escucha: Este día te has convertido en el pueblo del Señor tu Dios.
10
Así que deberás oír la voz del Señor tu Dios y cumplir sus mandamientos y estatutos, que hoy te ordeno obedecer


Las maldiciones en el monte Ebal

11
Y ese día Moisés dio al pueblo las siguientes instrucciones:
12
«Cuando hayas cruzado el río Jordán, sobre el monte Guerizín estarán Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín, para bendecir al pueblo.
13
Y sobre el monte Ebal estarán, para pronunciar la maldición, Rubén, Gad, Aser, Zabulón, Dan y Neftalí.
14
Y los levitas hablarán con todos los varones de Israel, y les dirán en alta voz:
15
»“Maldito sea el que haga alguna escultura o imagen de fundición, o pida a un artífice que la haga, y la oculte.
Eso es un hecho repugnante al Señor.”
»En respuesta, todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
16
»“Maldito sea el que deshonre a su padre o a su madre.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
17
»“Maldito sea el que reduzca los linderos de su prójimo.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
18
»“Maldito sea el que haga que el ciego pierda el camino.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
19
»“Maldito sea el que tuerza los derechos del extranjero, del huérfano y de la viuda.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
20
»“Maldito sea el que se acueste con la mujer de su padre, pues con ello descubre la intimidad de su padre.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
21
»“Maldito sea el que tenga relaciones sexuales con un animal.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
22
»“Maldito sea el que se acueste con su hermana, sea ésta hija de su padre o hija de su madre.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
23
»“Maldito sea el que se acueste con su suegra.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
24
»“Maldito sea el homicida anónimo.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
25
»“Maldito sea el que mate a un inocente a cambio de dinero.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”
26
»“Maldito sea el que no se comprometa a cumplir las palabras de esta ley.”
»Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!”