La visión del templo

1
Comenzaba el año veinticinco de nuestro cautiverio cuando la mano del Señor se posó sobre mí y me llevó a la ciudad de Jerusalén.
Era el día diez del primer mes, y habían pasado catorce años desde que la ciudad había sido conquistada.
Ese mismo día
2
Dios me llevó en visiones a la tierra de Israel y me puso sobre un monte muy alto.
En la parte sur del monte había un edificio que parecía una gran ciudad.
3
Al dejarme allí, vi que en la puerta estaba un hombre que parecía de bronce, y que en su mano tenía un cordel de lino y una caña de medir.
4
Ese hombre me habló, y me dijo:
«Hijo de hombre, abre bien los ojos y los oídos, y presta mucha atención a todo lo que voy a mostrarte, porque para eso has sido traído aquí: para que yo te muestre todo esto y le cuentes al pueblo de Israel todo lo que veas
5
Aquel edificio tenía una muralla por fuera.
La caña de medir que ese hombre tenía en la mano medía tres metros, y el hombre midió la muralla, y medía tres metros de espesor y tres metros de altura.
6
Luego se dirigió hacia la puerta que da hacia el oriente y escaló sus gradas, y midió los dos postes de la puerta, y ambos medían tres metros de ancho.
7
Cada cámara medía tres metros de largo y tres metros de ancho, y entre las cámaras había un espacio de dos metros y medio;
y por dentro cada poste de la puerta junto a la entrada medía tres metros.
8
Midió también por dentro la entrada de la puerta, y medía tres metros;
9
la entrada del portal medía cuatro metros, y sus postes medían un metro.
La puerta del portal estaba en el lado interno.
10
En cada costado de la puerta oriental había tres cámaras, las cuales eran de una misma medida, lo mismo que los portales en cada costado.
11
Midió la entrada de la puerta, y ésta medía cinco metros de ancho;
el portal medía seis metros y medio de largo.
12
Delante de las cámaras había un espacio de medio metro en cada lado, y las cámaras eran cuadradas y medían tres metros por lado.
13
Luego midió la puerta desde el techo de una cámara hasta el techo de la otra, y el ancho de puerta a puerta era de doce y medio metros.
14
Midió también los postes del atrio y del portal que lo rodeaba, y cada poste medía treinta metros.
15
Desde el frente de la puerta de la entrada hasta el frente de la entrada de la puerta interior había veinticinco metros.
16
Por dentro las cámaras tenían unas ventanas estrechas, lo mismo que los portales y los corredores y alrededor de la puerta;
esas ventanas daban a su interior.
En cada poste había palmeras.
17
Ese hombre me llevó al atrio exterior, el cual tenía cámaras y estaba totalmente enlosado.
Alrededor de aquel atrio había treinta cámaras.
18
El enlosado a los lados de las puertas era el más bajo, y era proporcional a la longitud de los portales.
19
Allí el hombre midió la distancia que había desde el frente de la puerta de abajo hasta el frente del atrio interior por fuera, y ésta medía cincuenta metros hacia el oriente y hacia el norte.
20
Luego midió el largo y el ancho de la puerta que estaba en el atrio exterior, hacia el norte.
21
Había tres cámaras de un lado y tres del otro, y sus postes y sus arcos medían lo mismo que la primera puerta, es decir, veinticinco metros de largo por doce y medio metros de ancho.
22
Sus ventanas, arcos y palmeras medían lo mismo que la puerta que daba hacia el oriente, y delante de ellas estaban sus arcos.
A la puerta se subía por siete gradas.
23
La puerta del atrio interior estaba frente a la puerta que daba hacia el norte, lo mismo que hacia el oriente.
El hombre midió la distancia de puerta a puerta, y ésta era de cincuenta metros.
24
El hombre me llevó después hacia el sur, y allí había una puerta que daba al sur.
Midió sus portales y sus arcos siguiendo estas medidas,
25
y las ventanas y los arcos alrededor medían lo mismo que las otras ventanas, es decir, veinticinco metros de largo por doce y medio metros de ancho.
26
Sus gradas eran de siete peldaños, con sus arcos delante de ellas;
y tenían palmeras, una de un lado, y otra del otro lado, en sus postes.
27
Había también una puerta hacia el sur del atrio interior;
y de puerta a puerta hacia el sur midió cincuenta metros.
28
Me llevó después en el atrio de adentro a la puerta del sur, y midió la puerta del sur conforme a estas medidas.
29
Sus cámaras, sus postes y sus arcos seguían estas medidas, y las ventanas y arcos alrededor tenían veinticinco metros de largo por doce y medio metros de ancho.
30
Los arcos alrededor medían doce y medio metros de largo y dos y medio metros de ancho.
31
Sus arcos daban hacia fuera del atrio, y tenían palmeras en sus postes, y sus gradas eran de ocho peldaños.
32
El hombre me llevó al atrio interior, que daba hacia el oriente, y midió la puerta siguiendo estas medidas.
33
Sus cámaras, postes y arcos seguían estas medidas, y tenían ventanas y arcos alrededor, y medían veinticinco metros de largo por doce y medio metros de ancho.
34
Sus arcos daban hacia fuera del atrio, y tenían palmeras en ambos lados de sus postes, y sus gradas eran de ocho peldaños.
35
El hombre me llevó luego a la puerta del norte, y midió siguiendo estas medidas.
36
Sus cámaras, postes, arcos y ventanas alrededor medían veinticinco metros de largo por doce y medio metros de ancho.
37
Sus postes daban hacia fuera del atrio, y tenían palmeras en ambos lados de sus postes, y sus gradas eran de ocho peldaños.
38
Allí había una cámara en la que se lavaba el holocausto, la cual tenía una puerta con postes de portales.
39
En la entrada de la puerta había dos mesas de cada lado, en las que se degollaban los animales para el holocausto, la expiación y el sacrificio por el pecado.
40
A un lado de la entrada de la puerta del norte, por fuera de las gradas, había dos mesas, y otras dos al otro lado de la entrada de la puerta.
41
Junto a la puerta había cuatro mesas a un lado, y cuatro mesas al otro lado, es decir, ocho mesas para degollar sobre ellas a los animales que se ofrecían.
42
Las cuatro mesas para el holocausto eran de piedra labrada, y medían setenta y cinco centímetros de largo por setenta y cinco centímetros de ancho, y cincuenta centímetros de alto.
Sobre ellas se ponían los utensilios para degollar a los animales para el holocausto y el sacrificio.
43
Adentro había ganchos dispuestos en derredor, los cuales medían siete centímetros, y sobre las mesas se ponía la carne de los animales sacrificados.
44
Afuera de la puerta interior, en el atrio interior que estaba a un costado de la puerta del norte, estaban las cámaras de los cantores, las cuales daban hacia el sur;
una estaba a un lado de la puerta del oriente que daba hacia el norte.
45
Y el hombre me dijo:
«Esta cámara, que da hacia el sur, es de los sacerdotes que tienen a su cargo el cuidado del templo.
46
La cámara que da hacia el norte es de los sacerdotes encargados de cuidar del altar, y que son los hijos de Sadoc, los cuales se eligen de entre los hijos de Leví para servir al Señor
47
Luego el hombre midió el atrio, y éste medía cincuenta metros de largo por cincuenta metros de ancho;
es decir, era cuadrado;
y el altar estaba delante del edificio.
48
El hombre me llevó al pórtico del templo, y midió los postes del pórtico, y cada uno medía dos metros y medio por lado.
El ancho de la puerta era de un metro y medio por lado.
49
El pórtico medía diez metros de largo y cinco y medio metros de ancho, y se subía a él por gradas.
Junto a los postes había columnas en ambos lados.