Dios ordena a Abrahán sacrificar a Isaac

1
Después de esto, sucedió que Dios puso a prueba a Abrahán, y lo llamó: «¡Abrahán!» Y él respondió: «¡Aquí estoy
2
Y Dios le dijo: «Toma ahora a Isaac, tu único hijo, al que tanto amas, y vete a la tierra de Moriah.
Allí me lo ofrecerás en holocausto, sobre uno de los montes que yo te diré
3
Al día siguiente, Abrahán se levantó, le puso la albarda a su asno, y se llevó consigo a dos de sus siervos y a su hijo Isaac.
Cortó leña para el holocausto, y se dispuso a ir al lugar que Dios le dijo.
4
Tres días después, Abrahán levantó los ojos y a lo lejos vio el lugar.
5
Entonces Abrahán dijo a sus siervos:
«Esperen aquí, con el asno, y el niño y yo iremos hasta ese lugar;
allí adoraremos, y luego volveremos aquí mismo
6
Y tomó Abrahán la leña del holocausto, y la echó sobre Isaac, su hijo;
luego, tomó en su mano el fuego y el cuchillo, y juntos siguieron caminando.
7
Entonces Isaac le habló a Abrahán, su padre, y le dijo:
«Padre mío…»
Y él respondió:
«Aquí estoy, hijo mío
Isaac dijo:
«Aquí están el fuego y la leña, pero ¿dónde está el cordero para el holocausto
8
Y Abrahán respondió:
«Dios proveerá el cordero para el holocausto, hijo mío
Y juntos siguieron caminando.
9
Cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, Abrahán edificó allí un altar, luego acomodó la leña, y atando a Isaac su hijo lo puso en el altar, sobre la leña.
10
Entonces extendió Abrahán su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.
11
Pero el ángel del Señor lo llamó desde el cielo, y le dijo:
«¡Abrahán, Abrahán
Y él respondió:
«¡Aquí estoy
12
Y el ángel dijo:
«No extiendas tu mano sobre el niño, ni le hagas nada.
Yo sé bien que temes a Dios, pues no me has negado a tu único hijo
13
Abrahán levantó entonces los ojos, y vio que a sus espaldas había un carnero, trabado por los cuernos en un zarzal.
Y Abrahán fue y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.
14
A ese lugar Abrahán le puso por nombre «El Señor proveerá.» Por eso es que aún hoy se dice: «En un monte el Señor proveerá
15
Por segunda vez, el ángel del Señor llamó a Abrahán desde el cielo
16
y le dijo:
«Yo, el Señor, he jurado por mí mismo que, por esto que has hecho, de no negarme a tu único hijo,
17
ciertamente te bendeciré;
multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que hay a la orilla del mar;
¡tu descendencia conquistará las ciudades de sus enemigos!
18
En tu simiente serán bendecidas todas las naciones de la tierra, por cuanto atendiste a mi voz.»
19
Y Abrahán volvió a donde estaban sus siervos, y juntos se levantaron de allí y se fueron a Berseba.
Allí en Berseba Abrahán se quedó a vivir.
20
Después de todo esto, le fueron a dar esta noticia a Abrahán:
«¡Fíjate que también Milca le ha dado hijos a tu hermano Najor
21
Su primogénito fue Uz;
luego nació su hermano Buz, y luego Kemuel, padre de Aram;
22
Quesed, Jazó, Pildas, Yidlaf y Betuel.
23
Este Betuel fue el padre de Rebeca.
Éstos son los ocho hijos que tuvo Milca de Najor, el hermano de Abrahán.
24
También su concubina, que se llamaba Reúma, dio a luz a Teba, Gaján, Tajás y Macá.