Profecía acerca del desierto junto al mar

1
Profecía acerca del desierto junto al mar:
¡Viene del desierto, de una tierra espeluznante, semejante a un torbellino del Néguev!
2
¡Dura visión me ha sido mostrada! ¡El traidor es traicionado, y el destructor es destruido! ¡Adelante, Elam! ¡Y tú, Media, pon sitio a la ciudad! ¡Yo acallaré todo su clamor!
3
Por eso me doblo de dolor y me lleno de angustia, como una parturienta;
me agobia lo que oigo;
me espanta lo que veo.
4
Tengo pasmado el corazón;
el miedo me domina;
el crepúsculo que tanto amo, ahora me llena de espanto.
5
De pronto, mientras se ponía la mesa y se disponían a comer y beber, los príncipes se levantaron y tomaron sus escudos.
6
Y es que el Señor me dijo:
«Anda, pon un centinela que te informe de todo lo que vea.»
7
Y el centinela vio hombres montados sobre asnos y sobre camellos, jinetes que venían de dos en dos.
Luego miró con más atención,
8
y gritó como un león:
«Señor, yo he estado todo el tiempo en mi puesto de observación;
me he pasado las noches enteras vigilando,
9
y he visto acercarse hombres montados, jinetes que venían de dos en dos.
Y alguien grita: “¡Cayó Babilonia! ¡Cayó Babilonia! ¡Todos los ídolos de sus dioses han caído por tierra!”»
10
Pueblo mío, que has sido trillado y aventado como trigo: yo te he dado a saber lo que he oído del Señor de los ejércitos, el Dios de Israel.


Profecía acerca de Duma

11
Profecía acerca de Duma.
Desde Seir oigo voces que me dicen: «Guardia, guardia: ¿cuánto falta para que termine la noche? ¿Cuándo amanecerá
12
Y el guardia responde: «Ya pronto amanecerá, y pronto caerá la noche.
Si quieres, puedes preguntar, y también volver a preguntar


Profecía acerca de Arabia

13
Profecía acerca de Arabia.
Ustedes, caminantes de Dedán, pasen la noche en el bosque, en el desierto.
14
Y ustedes, habitantes de Tema, vayan al encuentro del sediento y llévenle agua;
socorran con pan al que huye.
15
Porque huye de la espada desnuda, del arco tenso, del fragor de la batalla.
16
Y es que así me ha dicho el Señor:
«Dentro de un año, ni un solo día más, todo el esplendor de Cedar llegará a su fin,
17
y el número de los valientes flecheros de Cedar que sobrevivan será muy reducido
Así lo ha dicho el Señor, el Dios de Israel.