Profecía acerca de los filisteos

1
La palabra del Señor acerca de los filisteos vino al profeta Jeremías antes de que el faraón destruyera Gaza.
2
«Así ha dicho el Señor: “Las aguas del norte suben de nivel, y pronto serán un torrente.
Inundarán la tierra en su plenitud, la ciudad y sus habitantes;
la gente pedirá ayuda;
todos los habitantes de la tierra harán lamentos.
3
Tan débiles estarán los padres que no cuidarán a sus hijos cuando oigan los cascos de los caballos y el estruendo de los carros de guerra,
4
cuando llegue el día en que todos los filisteos serán destruidos, porque serán destruidas Tiro y Sidón, y todos los aliados que aún les queden.
El Señor destruirá a los filisteos y al resto de la costa de Caftor.
5
Gaza ha sido rapada, y Ascalón ha perecido, lo mismo que el resto de su valle;
¿hasta cuándo te harás heridas por tu luto?
6
Espada del Señor, ¿hasta cuándo vas a descansar? Vuelve a tu vaina y reposa.
¡Sosiégate!
7
¿Pero cómo vas a reposar, si el Señor te ha ordenado atacar a Ascalón y a la costa del mar?”