Oración por la paz de Jerusalén
Cántico gradual.
De David.


1
Yo me alegro con los que me dicen:
«Vamos a la casa del Señor
2
Ya nuestros pies se dan prisa;
¡ya estamos, Jerusalén, ante tus puertas!
3
La ciudad de Jerusalén fue construida
como centro de reunión de la comunidad.
4
Todas las tribus del Señor llegan a ella,
cumpliendo con la orden dada a Israel
de alabar allí el nombre del Señor.
5
Allí se encuentran los tribunales de justicia;
allí está el trono de la casa de David.
6
Pidamos por la paz de Jerusalén,
y porque prosperen los que te aman.
7
Que haya paz dentro de tus murallas,
y se respire tranquilidad en tus palacios.
8
Por mis hermanos y mis compañeros,
ruego a Dios que haya paz en ti.
9
Por el templo del Señor nuestro Dios,
pido a Dios que te dé bienestar.