Nuestra ayuda viene del Señor
Cántico gradual.
De David.


1
Si el Señor no hubiera estado de nuestro lado
—que lo reconozca el pueblo de Israel—,
2
si el Señor no hubiera estado de nuestro lado
cuando todo el mundo se levantó contra nosotros,
3
nos habrían tragado vivos,
pues su furia contra nosotros los quemaba;
4
¡nos habrían arrastrado como una inundación!,
¡nos habrían sepultado como un torrente!,
5
¡nos habrían ahogado como aguas impetuosas!
6
¡Bendito sea el Señor,
que no nos dejó caer en sus fauces!
7
¡Escapamos como escapa el ave de la red!
¡La red se abrió, y nosotros escapamos!
8
Nuestra ayuda viene del Señor,
creador del cielo y de la tierra.