Plegaria que pide ayuda en la aflicción
Al músico principal.
Salmo de David.


1
¿Hasta cuándo, Señor?
¿Hasta cuándo me ocultarás tu rostro?
¿Te olvidarás de mí para siempre?
2
¿Hasta cuándo debo estar angustiado,
y andar triste todo el día?
¿Hasta cuándo mi adversario me dominará?
3
Señor y Dios mío, mírame y respóndeme;
ilumina mis ojos, y manténme con vida.
4
Que no diga mi adversario que logró vencerme.
¡Se burlará de mí si acaso caigo!
5
Yo confío en tu misericordia;
mi corazón se alegra en tu salvación.
6
Te cantaré salmos, Señor,
porquesiempre buscas mi bien.