Esperanza en la salvación del Señor
Cántico gradual.


1
A ti clamo, Señor,
desde el fondo de mi angustia.
2
¡Escucha, Señor, mi voz!
¡Que no se cierren tus oídos
al clamor de mi súplica!
3
Señor, si te fijaras en nuestros pecados,
¿quién podría sostenerse en tu presencia?
4
Pero en ti hallamos perdón,
para que seas reverenciado.
5
Señor, toda mi vida he esperado en ti,
y he confiado en tus promesas.
6
Yo te espero, Señor, con toda el alma,
como esperan los centinelas la mañana,
como esperan los vigilantes el nuevo día.
7
Israel, confía en el Señor,
porque el Señor es misericordioso;
¡en él hay abundante redención!
8
El Señor salvará a Israel
de todos sus pecados.