Insensatez y maldad humana
Al músico principal.
Salmo de David.


1
Dentro de sí dicen los necios:
«Dios no existe
Corrompidos están.
Sus hechos son repugnantes.
No hay nadie que haga el bien.
2
Desde el cielo, observa el Señor a la humanidad,
para ver si hay alguien con sabiduría,
que busque a Dios.
3
Pero todos se han desviado;
todos a una se han corrompido.
No hay nadie que haga el bien;
¡ni siquiera hay uno solo!
4
¿Acaso no piensan esos malhechores,
que devoran a mi pueblo como si fuera pan,
y jamás invocan al Señor?
5
¡Pues van a temblar de miedo;
porque Dios está a favor de los justos!
6
Los malvados se burlan de los pobres,
porque ellos ponen su esperanza en el Señor.
7
¡Que venga de Sión la salvación de Israel!
Cuando el Señor haga volver a su pueblo cautivo,
¡se alegrará Jacob, se regocijará Israel!