Alabanza a la grandeza de Dios
Salmo de alabanza;
de David.


1
Te exaltaré, mi Dios, mi Rey;
por siempre y siempre bendeciré tu nombre.
2
Todos los días te bendeciré,
por siempre y siempre alabaré tu nombre.
3
Grande es el Señor, y digno de suprema alabanza;
su grandeza es inescrutable.
4
Todas las generaciones celebrarán tus obras,
y darán a conocer tus grandes proezas.
5
Hablarán de tu gloria y majestad,
y yo proclamaré tus hechos maravillosos.
6
Reconocerán el poder de tus sublimes obras,
y yo daré a conocer tu grandeza.
7
Divulgarán el recuerdo de tu inmensa bondad,
y a grandes voces dirán que tú eres justo.
8
El Señor es compasivo y lleno de ternura;
lento para la ira y grande en misericordia.
9
El Señor es bueno con todos,
y se compadece de toda su creación.
10
Señor, ¡que toda tu creación te alabe!
¡Que te bendiga todos tus fieles!
11
¡Que proclamen la gloria de tu reino!
¡Que den a conocer tu poder!
12
¡Que conozcan todos tus hechos poderosos
y la gloriosa majestad de tu reino!
13
Tu reino es un reino de todos los siglos;
tu dominio durará por todas las generaciones.
14
Tú, Señor, levantas a los que tropiezan,
y reanimas a los que están fatigados.
15
Todos fijan en ti su mirada,
y tú les das su comida a su tiempo.
16
Cuando abres tus manos,
colmas de bendiciones a todos los seres vivos.
17
Tú, Señor, eres justo en todo lo que haces,
y todo lo haces con misericordia.
18
Tú, Señor, estás cerca de quienes te invocan,
de quienes te invocan con sinceridad.
19
respondes a las peticiones de quienes te honran;
escuchas su clamor, y los salvas.
20
Tú, Señor, proteges a los que te aman,
pero destruyes a los malvados.
21
Señor, mis labios proclamarán tu alabanza.
¡Que la humanidad entera bendiga tu santo nombre
desde ahora y hasta siempre!