Exhortación a la alabanza universal
Aleluya.


1
¡Alabado sea el Señor desde los cielos!
¡Alabado sea el Señor en las alturas!
2
¡Que alaben al Señor todos sus ángeles!
¡Que alaben al Señor todos sus ejércitos!
3
¡Que alaben al Señor el sol y la luna!
Que alaben al Señor las estrellas refulgentes!
4
¡Que alaben al Señor los cielos de los cielos,
y las aguas que están sobre los cielos!
5
¡Alabado sea el nombre del Señor!
El Señor dio una orden, y todo fue creado.
6
Todo quedó para siempre en su lugar;
el Señor dio una orden que no se debe alterar.
7
Que alaben al Señor, desde la tierra,
los monstruos marinos y el mar profundo;
8
el fuego y el granizo, la nieve y el rocío,
y el viento tempestuoso que ejecuta su palabra;
9
los montes y las colinas,
los árboles frutales y los cedros,
10
los animales salvajes y los domésticos,
los reptiles y los pájaros,
11
los reyes de la tierra y todos los pueblos,
todos los jefes y gobernantes de la tierra,
12
los jóvenes y las doncellas,
los ancianos y los niños.
13
¡Alabado sea el nombre del Señor!
¡Sólo su nombre merece ser exaltado!
¡Su gloria domina los cielos y la tierra!
14
¡Que alaben al Señor todos sus fieles!
¡Que lo alabe Israel, su pueblo cercano!
¡El Señor ha dado poder a su pueblo!
¡Aleluya!