Para habitar en el monte de Dios
Salmo de David.


1
Señor, ¿quién puede vivir en tu templo?
¿Quién puede habitar en tu santo monte?
2
El que vive rectamente y practica la justicia,
el que es sincero consigo mismo,
3
el que no calumnia con la lengua,
ni perjudica a sus amigos,
ni procura el mal de su vecino;
4
el que desprecia al que Dios desprecia,
pero honra al que da honra a Dios;
el que cumple sus promesas aunque salga perjudicado.
5
El que no presta dinero con interés,
ni acepta soborno en contra del inocente.
El que así vive, jamás caerá.